Adaro Omar Daniel

biografias

Giuseppe Mazzini - masón

Escrito por adaro 31-03-2013 en General. Comentarios (3)

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/compasesc.jpg

Giuseppe Mazzini

 Periodista y escritor que consagró su vida a la lucha por la unidad de Italia y contra el absolutismo monárquico. Participó en la sociedad secreta de los Carbonarios; fue descubierto y encarcelado (1830). Creó una organización de masas denominada la Joven Italia desde donde desarrolló tareas de propaganda entre las generaciones jóvenes. En 1832 encabezó una insurrección que fue desbaratada por las autoridades piamontesas. Manzini, condenado a muerte, logró huir a Marsella y más tarde a Londres. Dos años después fundó en Berna la Joven Europa, organización secreta con la que quiso completar la emancipación italiana mediante un movimiento revolucionario para unir a Europa en una confederación republicana. Entró en Milán en 1848 para luchar contra los austriacos. De inmediato se sumó al movimiento lanzado por sus partidarios de Roma contra el Papa y fue uno de los triunviros que gobernaron la República Romana (1849).Tropas austriacas, franceses, napolitanas y españolas repusieron la situación anterior generando, además, una intensa represión. Los partidarios de la unificación italiana se volcaron en favor de la opción moderada del rey piamontés Víctor Manuel II y su ministro Cavour que lograron la unificación del Reino de Italia. Italia alcanzó la unificación sobre un trípode integrado por la obra de Giuseppe Mazzini en el campo político, Camilo Benso (Conde de Cavour) en el diplomático y Giuseppe Garibaldi en el militar. Mazzini pasó a ser un ícono del comportamiento ético y la austeridad personal. Fue electo diputado por Mesina, pero el resultado fue anulado por la monarquía. Pasó al exilio desde donde fundó la Asociación Internacional de Trabajadores. Volvió a Italia de incógnito en 1869. Falleció en Pisa el 10 de marzo de 1872, a los 67 años de edad. Mazzini fue iniciado en la Carbonería, organización nacida en Nápoles que se extendió a Italia central y del Norte. Recibió el primer grado y muy pronto pasó al segundo con la facultad de agregar cuántos más jóvenes pudiese. Se afirma, además, que obtuvo el Grado 33° de la masonería italiana. El 25 de agosto de 1872 en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, un grupo de inmigrantes italianos fundó una logia masónica a la que dio el nombre de Giuseppe Mazzini. Lleva el número 118 en el ámbito de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones. 

Ángel Jorge Clavero

Gran Maestre

 

 

Biografías Masónicas - Dr. Mariano ACOSTA

Escrito por adaro 07-10-2009 en General. Comentarios (3)

 

 

 

 

 

 

 

Dr. Mariano ACOSTA

 

Legislador, Ministro, Convencional, Gobernador en 1872 de la provincia de Buenos Aires, Vicepresidente de la Nación en el período 1874-1880.

 

Presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, miembro del Directorio del F.C. Oeste (hoy Sarmiento), de la Sociedad Amigos de la Historia Natural del Plata, etc.

 

En su gestión gubernativa a la que acompañaron varios masones en calidad de Ministros, se distinguió como promotor de la educación escolar.

 

Iniciado el 19-08-1862 en la Logia Consuelo del Infortunio Nº 3.

 

FUENTE: "La Masonería Argentina a través de sus hombres" Alcibíades LAPPAS

 

 
 
Biografía
Nació en Buenos Aires el 8 de Septiembre de 1825, siendo sus padres Don José Francisco de Acosta y Doña Magdalena de Santa Coloma.
 
 Mariano Acosta empezó a actuar en la vida publica en el año 1852, después de haberse reintegrado a la Patria, de la que estuvo emigrando durante el gobierno de Rosas; dicho año fue elegido Diputado de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires; y en Abril de 1853 fue designado Teniente del Tercer Batallón de Patricios actuando, durante el sitio de esta Capita, en el cantón de "Chacabuco" a las ordenes del Coronel José Maria Bustillo.
 
Como legislador le toco formar parte de la Comisión de la Provincia.
En 1854, nuevamente Diputado, formo parte de la Comisión de Inmigración; y en 1855 que no alcanzo a ejercer por renunciar al cargo.
 
En este año al firmarse el tratado entre Buenos Aires y la Confederación, a consecuencia de la Jornada del Tala, Acosta fue Secretario del representante, que lo fue Don Juan Bautista Peña, como encargado de efectuar su canje.
 
Dicho tratado se celebro el 5 de marzo de 1855.

En 1860 fue electo para formar parte de la Convención provincial Constituyentes y desde 1862 hasta 1863 fue Ministro de Gobierno del Gobernador Mariano Saavedra quien, al ser reelegido ese año, confirma a Acosta en el cargo, que lo ejerció hasta julio de 1864.
 
El 6 de Marzo de 1864, la Comisión del Pueblo de Merlo, presidida entonces por Don Ángel M. Rodríguez, se dirigió al Ministro de Gobierno, Dr. Mariano Acosta, reseñando la actuación de aquella desde 1858 en que fue creada por decreto del Coronel Don Bartolomé Mitre, finalizando la nota pidiendo que el pueblo de Merlo fuera erigido en "partido judicial".
 
Requerida la opinión del Departamento Topográfico, se expidió el 29 de abril aconsejando proceder de acuerdo.

Desde 1866 a 1872 formo parte de las Comisiones para el Socorro de los Veteranos heridos y enfermos de la Campaña del Paraguay; y de las Comisiones de Trazados de Ramales del Ferrocarril y de los encargados de las expropiaciones para el ensanche de ejidos.
 
En 1871 fue miembro consultivo del Ferrocarril Oeste y ejerció la Presidencia del Banco de la Provincia, cargo al que renuncio para ejercer su mandato en la Cámara de Diputados.
 
Posteriormente se desempeño durante cinco periodos en la presidencia de esa entidad bancaria.

Fue Gobernador electo Constitucional de la provincia de Buenos Aires desde el 3 de Mayo de 1872 hasta el 10 de septiembre de 1874, en que renuncio por haber sido electo Vicepresidente de la Nación.
 
Organizó su Ministerio con el Dr. Federico Pinedo, de Gobierno y Francisco B. Madero; y sucesivamente, por renuncia de este primero y de aquel mas tarde, los Doctores Amancio Alcorta, Carlos Saavedra Zabaleta y Leopoldo Basavilbaso.
 
Como Gobernador le cupo el deber de promulgar la Ley del 14 de junio de 1872, en que autoriza al P.E. a invertir hasta 2000 pesos fuerte en la creación de un monumento al Gral. Araoz de Lamadrid; el 29 de Enero de 1873 dispuso la delineación de los caminos que conducen de la Capital, a los pueblos de Belgrano, San Isidro y San Fernando, así como el levantamiento de planos de los caminos generales que salen de la misma en dirección al sur y oeste de la Provincia.
 

El 8 de diciembre de 1873 aprobó los estudios y presupuestos para la construcción del Canal de San Fernando; la Ley del 3 de septiembre del mismo año dispuso la construcción de una cárcel y casa de Justicia en Dolores; el 24 de septiembre de 1873 inauguro solemnemente la estatua del Gral. Belgrano; el 16 de diciembre de igual año promulgo la Constitución de la Provincia que fue jurada el 25 del mismo mes; fomento el establecimiento de bibliotecas populares en toda la provincia.
 
El 9 de abril de 1874 fue autorizada la construcción del ferrocarril y de un caño de desagüé en la Ensenada; el 18 del mismo mes autorizo el trazado del pueblo de Ramallo, y el 4 de septiembre la del pueblo de Almirante Brown, del cual fue su gran admirador Don Esteban Adrogue.

El 16 de junio de 1874 firmo el decreto de la creación de la Escuela Normal de maestros; el 27 de agosto decreto la construcción de un Colegio Nacional en San Nicolás de los Arroyos; el 27 de octubre acordó la suma de 250.000 pesos a la Sociedad de Damas de la Misericordia para la construcción de un asilo de minusvalidos e igual cantidad el 4 de noviembre para la construcción de otro asilo de indigentes.

El 10 de septiembre de 1874 presento la renuncia de su cargo por haber sido elegido Vicepresidente de la Nación, sucediéndole el Presidente del Senado, Coronel Álvaro Barros. Fundo escuelas primarias en Alvear, Areco, Barracas del Sur, Chascomus, Marcos Paz, Quilmes, Rauch, San Fernando, San Isidro, Tandil, Tapalque y 25 de Mayo.
 
Fundo la biblioteca de Morón.

Como Vicepresidente de la Republica, ejerció interinamente la Presidencia de la Nación, desde el 16 de octubre de 1875 al 2 de noviembre de 1875, por ausencia del titular.

Fue presidente de la Comisión de Repatriación de los Restos del Gral. José de San Martín.
 
Al término de la Vicepresidencia, se retiro a la vida privada.

Contrajo matrimonio en San Miguel Arcángel, el 12 de junio de 1857, con Remedios Oromi, hija de José Oromi y de Nieves Escalada hermana esta ultima de la esposa del Gral. San Martín.

Falleció en Buenos Aires el 17 de septiembre de 1893, siendo inhumados sus restos en la cripta del templo de San Francisco, donde también fueron depositados los de su esposa, Remedios Oromi de Acosta, nacida en Buenos Aires el 5 de enero de 1837 y fallecida en la tarde del 27 de mayo de 1918.
 
Nota bibliografica tomada del Boletin Informativo "MUÑIZELA"

 

 

 

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ 

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/moroni1.jpg

 

Sumo Sacerdote

Sacerdocio Órden de Melquisedec

Iglesia de Jesucristo SUD

Barrio Munro - Estaca Bs. As. Norte

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

Maestro Masón

Rito Escocés Ant. y Aceptado

Resp. Logia "Gral. José de S. Martín Nº 441"

Ciudad de S. Martín - Partido de Gral. S. Martín

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

 

 

 

Biografías Masónicas - Dr. Francisco Javier MUÑIZ

Escrito por adaro 05-10-2009 en General. Comentarios (0)

 

 

 

 

 

 

Dr. Francisco Javier MUÑIZ

 

 

 

 

Doctorado en medicina, fué médico militar y se distinguió en Ituzaingó, Cepeda y la guerra con el Paraguay, alcanzando el grado de Coronel.

 

Catedrático de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Bs. As. en 1826, fue Decano de dicha casa de estudios entre 1855 y 1856.

 

A partir de 1827 realizó importantes investigaciones médicas relativas al origen y aplicación de la vacuna natural, la escarlatina, las condiciones higiénicas de la población, las enfermedades de la mujer y la tocología.

 

Al mismo tiempo llevó a cabo estudios de carácter paleontológicos que tuvieron repercusión internacional, erigiéndolo en un eminente naturista, consultado por sabios como Darwin y otros.

 

De los fundadores de la Asociación Amigos de la Historia Natural, a partir de 1856 integró la Academia de Medicina.

 

Diputado, Senador y Convencional Bonaerense, en 1860 resultó también electo Diputado Nacional.

 

Falleció víctima de su dedicación, atendiendo enfermos de fiebre amarilla.

 

En 1853 figura  entre los componentes de la Logia Concordia, de la ciudad de  Bs. As., y a partir de 1856 en la Logia Confraternidad Argentina Nº 2.

 

En 1867 actuó en la Logia Constante Unión Nº 23, de Corrientes.

 

FUENTE: "La Masonería Argentina a través de sus hombres" Alcibíades LAPPAS

 

 

De alma elevada, espí­ritu emprendedor y tenaz este precursor de la ciencia argentina, es considerado el primer sabio argentino. Dotado de voluntad férrea para el trabajo, se dió a la tarea de estudiar en la propia naturaleza los fenómenos sobre los que no existí­an aún explicaciones satisfactorias. Habí­a estudiado paleontologí­a, medicina, geologí­a, veterinaria y ganaderí­a.

Exaltado el afán de servir a la patria, a la par que a la humanidad, aparce como cirujano en los campos de batalla, restañando sangre y mitigando sufrimientos, ostentando en su propio cuerpo las heridas que recibió a cambio de esa consagración.

Francisco Javier Thomas de la Concepción Muñiz, nació en el Pago de Monte Grande, actualmente partido de San Isidro, el 21 de diciembre de 1795.

Fueron sus padres Don Alberto Muñiz y Dª. Bernardina Frutos.
Trasladado a Buenos Aires para su mejor educación, ingresó al Colegio San Carlos. A la edad de doce años, sacudido su patrotismo por la noticia de las invasiones inglesas, se alistó como cadete en el cuerpo de andaluces y fue herido de bala en las calles de la ciudad, durante la heroica defensa de 1807.

Una vez curado, se dedicó a sus estudios bajo la dirección del canónigo José León Benegas, uno de los doce ciudadanos que formaron en 1812 la Sociedad Patriótica Literaria. Su influencia lo llevó a incorporarse a la fracción liberal y renovadora de la Revolución de Mayo que lideraba el esclarecido Mariano Moreno. Con 17 años y mucho ardor patriótico, se consagró a la causa pública y, con las ideas de Banegas, redactó el célebre manifiesto en el que se invitaba a las provincias integrantes del Virreinato a declararse independientes del gobierno metropolitano.

Inscripto en el Instituto Médico Militar, tuvo como maestros a Cosme Argerich, Francisco de Paula Rivero y Agustí­n E. Fabre. Recibió su diploma de médico en 1821 y fue nombrado médico segundo en la guarnición de Patagones.

En 1825, el general Soler lo designó médico cirujano del cantón de Chascomús. Allí­ realizó detenidas observaciones sobre las costumbres indí­genas. Su instinto de naturalista se despertó cuando observa unos restos fósiles encontrados en las cercaní­as de la laguna y de los rí­os aledaños. Así­ comenzaron los primeros trabajos de la paleontologí­a argentina: poco después armó los restos de un cliptodonte y descubrió el Dsypous gigantes. También en Chascomús comenzó sus estudios sobre la vacuna antivariólica.

Cuando en 1826 estalló la guerra con Brasil fue médico y cirujano principal, con el grado de teniente coronel, participando en la batalla de Ituzaingó. En 1827 se retiró de la Sanidad Militar y se dedicó a las cátedras de partos y de medicina legal.

En 1828 contrajo enlace con la Srta. Ramona Bastarte y poco después se instaló en Luján como médico de policí­a, cirujano del Regimiento 2 de Caballerí­a y encargado de administrar la vacuna en ese Departamento. Allí­ permaneció 20 años por razones de salud. Asistió a los enfermos militares y a los pobres, muchas veces costeando de su peculio las medicinas necesarias. Él fabricaba los medicamentos e inventaba algunas fórmulas farmacéuticas.

En Luján tuvo el centro de sus investigaciones paleontológicas. Entre 1830 y 1840 vivió en una casa vecina al Cabildo, que aún se conserva y aloja el Museo Histórico de Luján.

Pese a su frágil salud, constantemente removí­a las barrancas del rí­o vecino, en busca de los fósiles que posteriormente clasificaba con infinita paciencia.

En septiembre de 1841, Muñiz encuentra el cow-pox en una vaca de una estancia de Luján, hallazgo quecomunicó rápidamente. Por su entusiasmo por difundir la vacuna, Luján se convirtió en un puesto de lucha contra la viruela: desde allí­ Muñiz distribuyó la vacuna por los cantones y fuertes cercanos.

En 1844 se produjo el hallazgo paleontológico de mayor valor: el tigre fósil. Le dio su nombrey lo denominó Munifelis bonaerensis. Comunicó su hallazgo a sabios como Carlos Darwin y Geoffrey St. Hilaire y a las Academias europeas.

Ese año, llegando a los 50 años recibe el grado de Doctor y vuelve a Buenos Aires donde se instala con su familia.

Fue premiado con la medalla Berzelius y nombrado Caballero de la Orden de Wasa por el Rey Carlos de Suecia y Noruega.

Mantiene una nutrida e ininterrumpida correspondencia con Darwin, que estaba muy intresado en sus trabajos. Los estudios de Muñiz sobre la escarlatina, por ejemplo, fueron presentados por Darwin en el Real Cuerpo Médico de Cirujanos de Londres.

En 1847 concluyó sus "Apuntes topográficos del territorio y adyacencias del Departamento del Centro de la Provincia de Buenos aires, y con algunas referencias a los demás de su campaña". En este trabajo alterna el geólogo, el observador de costumbres y el médico sociólogo.

En 1853 fue diputado y en 1855 Presidente de la Facultad de Medicina.

En 1859 ofreció sus servicios al ejército y es nombrado cirujano principal del ejército en campaña. Organiza los hospitales, los carros de sanidad y los botiquines.

El 23 de octubre de 1859, en la batalla de Cepeda, atiende a los soldados heridos de ambas vanguardias. Mientras cumplí­a su tarea recibe un lanzazo que lo hiere de gravedad. En 1861, ya repuesto vuelve a la lucha. Es nombrado Jefe de ambulancias y Senador por la Capital.

Cuando estalló la guerra del Paraguay, con 70 años, se alista junto con sus hijos y es nombrado único director de los hospitales instalados en Corrientes.

Como todos los precursores que estudian los hechos, buscando y descubriendo la verdad, como lo habí­a hecho su gran predecesor Azara en sus formas primitivas, fue maestro de si mismoinventando sus métodos de investigación y clasificación, para lo cual estudiaba en el gran libro de la naturaleza, cuyos documentos leí­a e interpretaba directamente, desenterrándolos de los terrenos cuaternarios.

Su biografí­a fue publicada por el más fecundo y discutido de los escritores argentinos de la época, Domingo Faustino Sarmiento, lo que representó una gran honra.

Difundió los estudios sobre la vacuna indí­gena, de medicina legal, de paleontologí­a argentina, vocabularios y americanismos, entre otras obras eruditas. Todas fueron debidamente elogiadas por los hombres de ciencia argentinos y extranjeros.

Como médico llevó su auxilio a todas las partes que lo requieresen. Como cientí­fico publicó innumerables trabajos como lo prueba su constante correspondencia con Carlos Darwin, Aimé Bonpland y Karl Burmeister.

El notable estudio sobre "El ñandú o avestruz americano" mereció un conceptuoso elogio de Florentino Ameghino.

Como coronación de su vida y llevado por su amor al deber y a la humanidad, murió como mártir en medio del flagelo de la fiebre amarilla. Muñiz se encontraba descansando en su quinta de Morón, alejado del mal, y decidió volver a Buenos Aires a ocupar su puesto en el combate. Atendió solí­citamente a centenares de enfermos, contrajo la enfermedad, y falleció el 8 de abril de 1871.
Dr. Mario Javier Muñiz

Nota de la redacción:
La vida de este cientí­fico, por lo que significó para nuestro paí­s, no está debidamente reconocida, ni por los historiadores, ni por la medicina. Fueron 64 años los que le ofreció a la Patria. En las fotos aparece el retrato pintado por Eugenia Belí­n Sarmiento, nieta de Sarmiento.
Esta nota, escrita por un tataranieto del sabio, refleja en un pincelazo la vida del sabio.
Mario Javier Muñiz, el autor de esta nota, es un conocido médico del medio profesional con quien nos une una amistad de 40 años, que quiero destacar porque con ella me honro.
"Quedan muchas anécdotas e historias, dijo Muñiz, que deberí­an ser plasmadas en un libro".
En el libro del que soy autor, "Veinticinco de Mayo. Enhebrando recuerdos (una crónica costumbrista e histórica de mi pueblo), editado en Buenos Aires en 1998 por Editorial Dunken (agotado), en la página 38 aparece la descripción un hecho de trascendencia, que trasunta un dramatismo muy especial; se pone de manifiesto su rigorismo cientí­fico, al lamentarse de no haber podido precisar con instrumentos adecuados el fenómeno geológico.
Dice así­:
El terremoto del 45, en los pagos del Veinticinco
El terremoto ocurrido el 19 de octubre de 1845 a las cuatro de la tarde, fue explicado por el cientí­fico argentino Dr. Francisco Javier Muñiz en "La Gaceta Mercantil" de Buenos Aires del 26 de febrero de 1846, como de una magnitud inusual por la repercusión que tuvo. "Ese dí­a, estando la atmósfera serena, el cielo despejado, elevada la temperatura, se hizo sentir repentinamente en una lí­nea observada desde la laguna del Socorro, seis leguas al Oeste del Salado, y siete a ocho del cantón militar Mulitas (posteriormente Veinticinco de Mayo) hasta el promedio de los partidos lindantes de Lobos y Navarro, un ruido subterráneo asimilable a la ruptura de una nube que uniforme en estrépito, se propagara en trueno prolongado de Este a Oeste, y perdiera al fin, su decreciente estallido de una remota lontananza. Varios peones de las provincias, acostumbrados a los temblores, recogí­an el ganado en el establecimiento del capitán don Miguel Casal, sito en las Encadenadas, cuatro leguas al oeste del Salado y cinco a seis de Mulitas, donde también fue perceptible el traquido. Todos los testigos aseguraron que la tierra tembló sensiblemente. Los caballos que montaban, sobrecogidos de susto, como avisados del inminente peligro, hicieron esfuerzos supremos para huir. Entraron en viva agitación e hicieron movimientos violentos para escapar. El ganado se dispersó a la carrera. Los redomones, atados a los palenques, cortaron los cabestros y dispararon al campo. El trueno duró diez minutos con la misma intensidad, disminuyendo gradualmente, terminando a los quince con un zumbido parecido al sonido de un trompo". Muñiz hizo un completo y minucioso estudio de este fenómeno, y lo describió de una manera tan perfecta como sólo pueden hacerlo los privilegiados. Tal es así­ que se lamentaba: "Es ciertamente sensible no haber observado el barómetro ni la aguja sobre el espacio resonante".

Enrique M. Otharán

 

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ 

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/moroni1.jpg

 

Sumo Sacerdote

Sacerdocio Órden de Melquisedec

Iglesia de Jesucristo SUD

Barrio Munro - Estaca Bs. As. Norte

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

Maestro Masón

Rito Escocés Ant. y Aceptado

Resp. Logia "Gral. José de S. Martín Nº 441"

Ciudad de S. Martín - Partido de Gral. S. Martín

Provincia de Bs. As. - República Argentina

Biografías Masónicas - Dr. Ricardo GUTIERREZ

Escrito por adaro 05-10-2009 en General. Comentarios (2)

 

 

 

 

 

Dr. Ricardo Gutiérrez

Dr. Ricardo Gutiérrez

 

Doctorado en medicina, prestando servicios profesionales en Cepeda, Pavón y la guerra con el Paraguay.

 

Becado por el Gobierno, se trasladó a Europa, donde se especializó en clínica infantil, y en 1875 fundó aquí el Hospital de Niños, cuya organización atendió y dirigió durante veinte años, llegando a ser el médico de niños mas famoso y querido de su época.

 

Pero además de sus actividades médicas se dedicó al periodismo en el diario de su hermano mayor, así como a la poesía.

 

Sus versos están impregnados de honda emoción.

 

Iniciado en la Logia Unión del Plata Nº 1 , alcanzó la Maestría el 08-06-1857 y ocupó diversos cargos.

 

Integró en 1868 y en 1871 las Comisiones Masónicas de ayuda a las víctimas de las epidemias de aquellos años.

 

El 10-01-1873 se incorpora a la Nº 3 .

 

En 1888 solicitó el apoyo de la Masonería para ampliar las instalaciones del Hospital de Niños que desde tres lustros atrás funcionaba e n Almagro.

 

FUENTE: "La Masonería Argentina a través de sus hombres" Alcibíades LAPPAS

 

 

 

Biografía

 

Nació en Arrecifes, provincia de Buenos Aires el 10 de noviembre de 1838. Fue fundador del Hospital de Niños, que hoy lleva su nombre.

Nació en Arrecifes, provincia de Buenos Aires el 10 de noviembre de 1838.
Fue uno de los precursores de la medicina psicosomática, y fundador del Hospital de Niños, que hoy lleva su nombre.
Gutiérrez pertenecía a una familia de intelectuales. Sus hermanos, José María, Eduardo y Carlos, como él, se dedicaron todos a la literatura y otras actividades artísticas. Siendo alumnos del gran educador Amadeo Jacques: Esta inclinación por el arte surgió durante el paso por el célebre Colegio Nacional de Buenos Aires.
Ricardo estudió abogacía en la Universidad de Buenos Aires, aunque no finalizó la carrera. La Medicina era su futuro y se dedicó con fervor al estudio. Mientras tanto también era militar e integró los ejércitos de Buenos Aires, bajo las órdenes de Mitre. Combatió en Cepeda y Pavón.
En un momento, supo aunar sus conocimientos médicos con sus actividad militar especialmente durante la guerra con el Paraguay, donde fue médico en campaña, y ofreció sus patrióticos servicios a los ejércitos de la Triple Alianza. Después, durante las epidemias de cólera de 1867 y 1877, y la de fiebre amarilla de 1871, comandó los servicios sanitarios de las regiones de Las Conchas, actualmente Tigre, y San Fernando, unas de las más afectadas por los contagios y las muertes.
Paralelamente, no descuidó su condición de poeta, publicando en La Nación, el diario de Mitre, publicó distintas obras, como El Misionero y El poeta y el soldado, que lo mostraron como una de las mejores plumas de la literatura nacional, al igual que sus hermanos.Entre sus más conocidas composiciones se encuentran, además, La hermana de la caridad, La fibra salvaje y Lázaro. Otras obras son Cristián, una novela, El libro de las lágrimas y el Libro de los cantos. En sus poesías predominan sentimientos de piedad y esperanza..
En 1871, fue becado por el gobierno nacional para proseguir estudios de perfeccionamiento en Europa. Decidió entonces orientar su aprendizaje y labor a la clínica infantil. Su paso por el viejo continente, lo enriqueció y lo llenó de ideas, que pudo concretar al llegar al país.
El 30 de abril de 1875 se inauguró el Hospital de Niños en la calle Victoria 1179, hoy Hipólito Yrigoyen 3420. Se nombró al primer director por tres meses, el Dr. Rafael Herrera Vegas en forma transitoria hasta el regreso de Ricardo Gutiérrez que por entonces se encontraba en Europa. Los Dres. Ignacio Pirovano y Adalberto Ramaugé son los primeros médicos y el primer practicante es José María Ramos Mejía, posteriormente ilustre médico argentino. En agosto de 1875 el Dr. Ricardo Gutiérrez, primer pediatra de nuestro país luego de perfeccionarse en Europa, más precisamente en Francia, regresó al país y asumió la dirección del Hospital de Niños "San Luis Gonzaga", como entonces se llamaba. La gestión que se extiendió durante más de dos décadas, en forma honoraria.
También allí pudo poner en marcha, por primera vez en la Argentina, la medicina psicosomática, que en el caso de los pequeños enfermos significaba un tratamiento que unía a la medicación con el juguete.
La capacidad del Hospital inmediatamente es insuficiente por lo cual se trasladó, el 22 de abril de 1876 a una nueva sede en Arenales 1462, a un edificio más amplio y de mejor acceso. Se incorporaron nuevos facultativos y nuevas especialidades: Dr. Eduardo Holmberg en Anatomía Patológica, el Dr. Mariano Bejarano en Ojos, el Dr. Baldomero Sommer en Dermatología y el Dr. Juan Pujol en Garganta, Nariz y Oídos.
En 1879, aún cuando gran parte de su tiempo lo consumía el hospital y sus decenas de pacientes, Ricardo Gutiérrez fundó con sus hermanos el diario La Patria Argentina, especialmente dedicado a la difusión cultural.
El hospital se transformó rápidamente al incorporarse la cátedra de medicina infantil: el 1º de Marzo de 1883 el Dr. Manuel Blancas es nombrado profesor y dirige el primer curso sobre "Enfermedades en los niños" que se dicta en el país. Durante el año 1886 el Dr. Ricardo Gutiérrez facilitó a las damas de beneficencia la estadística del año anterior, para fundamentar la necesidad de la construcción de un nuevo y amplio hospital. Luego de largas tramitaciones se adquirió el solar de Gallo 984/1016, que hoy es la sede de Gallo 1330.
En 1893 se colocó la piedra fundamental en el actual predio, inaugurándose el actual edificio en 1896.
Ricardo Gutiérrez no pudo ser testigo de este acto que tanto esperó, porque falleció el 26 de agosto de 1896. La dirección del Hospital la asumió el Dr. Antonio Arriaga.
El diputado Antonio Solari, al conmemorarse el centenario de su nacimiento presentó un proyecto para imponer el nombre de Ricardo Gutiérrez a "su Hospital de Niños", hecho que se concretó al sancionarse la ley Nº 14.649, en 1946. El país rindió así merecido homenaje a uno de sus hijos predilectos.

"Había en él mucho de genial y a ello debió su enorme prestigio, único e indiscutido, entre sus compañeros y discípulos, médicos y poetas, y más que nada entre las madres. Su dedicación a los niños enfermos le apartó del arte, aunque no del todo, porque había en él un infinito fondo de tristeza y ternura."
José Antonio Argerich

Recopilación de Enrique Otharán.

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ 

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/moroni1.jpg

 

Sumo Sacerdote

Sacerdocio Órden de Melquisedec

Iglesia de Jesucristo SUD

Barrio Munro - Estaca Bs. As. Norte

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

Maestro Masón

Rito Escocés Ant. y Aceptado

Resp. Logia "Gral. José de S. Martín Nº 441"

Ciudad de S. Martín - Partido de Gral. S. Martín

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

 

 

Biografías Masónicas - Dr. Guillermo RAWSON

Escrito por adaro 05-10-2009 en General. Comentarios (0)

 

 

 

 

 

Dr. Guillermo Rawson

(1821-1890)

Doctorado en medicina, fue el primer alumno laureado de la Facultad.

 

En San Juan, su provincia natal, fue Legislador, pasando después a ocupar una banca en el Congreso de la Confederación.

 

Senador Nacional en 1862.

 

Mitre lo llevó a su lado como Ministro del Interior.

 

Trabajó incansablemente por la pacificación y organización institucional del país.

 

Impulsó los gerrocarriles y la colonización por medio de la inmigración.

 

pensador fecundo, orador brillante, expositor convincente, periodista ágil y fecundo, fue uno de los grandes constructores de la Patria.

 

Catedrático de la Universidad y académico de medicina.

 

Una faceta poco conocida, pero no menos interesante, son sus proyectos de máquinas aerostáticas.

 

Iniciado en la Logia Unión del Plata Nº 1 en julio de 1856. 

 

Participó en las Comisiones Masónicas de ayuda a las víctimas de las epidemias.

 

Organizó el Cuerpo Masónico de ayuda a los heridos en 1880 y cuando el eminente masón suizo Henry Dunant pidió la colaboración de todos los masones del mundo pare extender el movimiento creado por él, la Cruz Roja Internacional, el doctor Rawson prestó su nombre y su prestigio parta organizar la sección argentina, conocida hoy en día como Cruz Roja Argentina.

 

FUENTE: "La Masonería Argentina a través de sus hombres" Alcibíades LAPPAS

 

 

Biografía

 

Su padre, Amán Rawson, fue un distinguido médico estadounidense que se instaló en la ciudad de San Juan.

 

Casado con doña Marí­a Jacinta Rojo, una agraciada joven de la de estirpe criolla, desempeñaba su tarea profesional con tenacidad y sacrificio.

 

El 24 de junio de 1821 nació Guillermo, quien logró reunir las mejores condiciones de ambas etnias.


Comenzó los estudios de la mano de su padre y a los dieciocho años se trasladó a Buenos Aires.

 

En el colegio de los padres jesuitas ya demostraba ingenio e inventiva no propias de su edad.


Egresó de la Facultad de Medicina en 1844 con el tí­tulo de doctor en Medicina.

 

Era dueño un talento único en el ejercicio de la profesión, por lo cual habí­a ganado la admiración de sus compañeros, de sus profesores y de eminentes personalidades.

 

Fue saludado con elogios por uno de los profesores el doctor Cuenca.


Habí­a dicho Sarmiento, que más tarde serí­a uno de sus adversarios polí­ticos: "Rawson gozaba de una reputación superior a sus años por sus talentos precoces y las recomendaciones de sus profesores, a cuyas envidiables dotes se uní­a un acendrado patriotismo y una energí­a y nobleza de carácter que atemperaban la moderación de carácter y la unción de sus palabras".


De regreso a San Juan, con sus jóvenes 23 años, por su prestigio profesional fue designado legislador.


Ferviente defensor de la libertad y la justicia, el novel polí­tico se opuso con vehemencia al gobernador, el caudillo Nazario Benaví­dez, quien lo enví­a a la prisión en 1853 donde fue engrillado y torturado.

 

En una carta que le envió a su amigo, refiriéndose a la triste experiencia decí­a: " Nuestra frecuente correspondencia, tan interesante para mí­, fué interrumpida por la amabilidad del señor Benavides y Cí­a.; quiso tenerme tan cerca de sí­, tan exclusivamente ocupado de su cariño que me hizo transportar a San Clemente y asegurarme allí­ con una arroba de hierro puesta es mis pobre piernas. Eso pasó, estoy ya libre, después de quince dí­as de reclusión y de tortura; y lo primero que afectó mi corazón al volver a la luz, fué la noticia de los esfuerzos fervientes de mi excelente amigo Hudson en favor de esta pobre ví­ctima".


Un año más tarde, en 1854 fue elegido diputado al Congreso de Paraná, donde volvió a provocar tormentas polí­ticas, esta vez por su oposición a Urquiza.


Cuando el gobernante entrerriano fue derrotado militarmente, Rawson se trasladó a Buenos Aires, donde se lo eligió como senador provincial y poco después, senador nacional por San Juan.

 

Participó en los más relevantes debates de la época.


En 1862 fue Ministro del Interior del presidente Bartolomé Mitre, cargo en el que se desempeñó con gran idoneidad.


El 15 de setiembre de 1865, el teniente coronel Julián Murga impuso a una aldea de Chubut el nombre de Rawson en homenaje al funcionario, izando el pabellón nacional.

 

Rawson, fue uno de los principales propulsores de la instalación de colonos galeses en la región.


Fomentó la integración territorial, estimuló la construcción de ví­as férreas y el servicio postal y telegráfico.

 

Durante esa gestión, y cuando Mitre debió dejar el gobierno para encabezar los ejércitos de la Triple Alianza, Rawson acompañó a Marcos Paz en el gobierno interino del paí­s.

 

En 1868, y por unos pocos meses, quedó solo al frente de la primera magistratura, por el fallecimiento de Marcos Paz y la ausencia del presidente, lo que permitió que su nombre fuera considerado un probable candidato a la Presidencia de la Nación.


Cambios polí­ticos y la muerte del vicepresidente lo llevan a renunciar.


El 24 de mayo de 1868, se inauguró el hospital posteriormente se llamarí­a Dr. Guillermo Rawson.

 

La inauguración, contó con la presencia del Presidente Mitre y el edificio se encontraba en un terreno enmarcado por la calle de la Convalecencia y el camino al paso de Burgos.

 

Después de varias reformas y ampliaciones llegó a ser el hospital más grande de la ciudad de Buenos Aires.

 

En 1914, el Hospital Rawson, fue el proscenio de la primera transfusión sanguí­nea del mundo, realizada por el doctor Luis Agote.

 

A partir de 1978, se convirtió en un hogar de ancianos.


Volviendo al ilustre médico: en 1873, como consecuencia de la epidemia de fiebre amarilla desatada en 1871, Rawson se convenció de las desfavorables condiciones higiénicas de Buenos Aires.


Su tarea polí­tica no opacaba su labor cientí­fica.


Retomó el ejercicio de la medicina en 1873 y se convirtió en el primer catedrático de Higiene Pública en el paí­s; en 1874 se lo designó Miembro de la Academia de Medicina, honor que no aceptó.

 

Sostení­a la necesidad de promover la reforma urbana de Buenos Aires, atendiendo las necesidades de los sectores más postergados.

 

En 1875 inauguró la cámara de Higiene Pública.


Ese año, durante la presidencia de Nicolás Avellaneda, mantiene una famosa polémica en el Senado con Domingo F. Sarmiento sobre el proyecto de amnistí­a de los revolucionarios de la revolución mitrista del 74.


En 1876 asiste al congreso médico de Filadelfia, donde expuso su trabajo sobre "Estadí­stica vital de Buenos Aires", el más completo que se habí­a escrito sobre este tema.

 

El trabajo inaugura en el paí­s los estudios de higiene, con carácter social y vinculado con el aspecto demográfico.

 

Ese año fue nombrado Académico de Honor de la Facultad de Medicina.

Habí­a propuesto infinidad de proyectos para modificar la urbanización de la ciudad de Buenos Aires a fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes.

 

Planificó distintas medidas para el control del agua, los alimentos y la higiene urbana.

 

Con un hondo sentido social, alentó una reforma urbana y prestó especial atención al mejoramiento de las condiciones de vida en las casas de inquilinato.


El 12 junio de1880 Rawson fundó la Cruz Roja Argentina.


En 1881, viajó a Parí­s, para tratarse una insidiosa afección oftalmológica.

 

No por eso dejó pasar la oportunidad de seguir estudiando los incesantes adelantos médicos.


Volvió al paí­s y se dedicó exclusivamente a su profesión de médico y a la cátedra de Higiene. Mucho trabajo y poco dinero.


Su persistente pobreza movilizó a sus amigos y el Congreso le acordó una pensión honorí­fica.


Hacia 1885, la enfermedad recrudeció, y Rawson debió regresar a Parí­s.

 

No volverí­a a la Argentina y morirí­a en la capital francesa en 2 de febrero de 1890.


Dos años después, sus restos fueron repatriados y recibidos por Mitre, y hoy dos monumentos, uno de ellos en la Recoleta donde reposan sus restos, recuerdan en la capital sus grandes talentos y relevantes virtudes.

 

Dr. Enrique Otharán

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ 

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/moroni1.jpg

 

Sumo Sacerdote

Sacerdocio Órden de Melquisedec

Iglesia de Jesucristo SUD

Barrio Munro - Estaca Bs. As. Norte

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

Maestro Masón

Rito Escocés Ant. y Aceptado

Resp. Logia "Gral. José de S. Martín Nº 441"

Ciudad de S. Martín - Partido de Gral. S. Martín

Provincia de Bs. As. - República Argentina