Adaro Omar Daniel

Masones - Himnos Masónicos

Escrito por adaro 01-06-2009 en General. Comentarios (0)


Himno Masónico  
  
  Letray música del HIMNO MASÓNICO quenuestro Taller entona al culminar sus Tenidas

 

 

Unidos por fuertes cadenas
con eslabones de fraternidad
por el mundo todos los Masones
haciendo el bien como espigas están.
 
Con la escuadra y cincelando
la piedra a nivel y a compás
la Gran Obra construyendo
como buenos obreros en paz.

 

Colmadas de recios varones
paladines de la libertad
las Columnas de sus Templos
son un canto a la ciencia de Hiram.
 
Evitemos los pasos perdidos
y abracemos la Verdadera Luz
y luchemos por los oprimidos
como Aquel que muriera en la Cruz.
 
A la Gloria del Gran Arquitecto
por la Justicia y por la Libertad
por el hermano y la viuda, el acero
en nuestra mano desnudo estará.
 
La Cadena Mística formemos
y en estrecha comunión
decid conmigo mis hermanos:
SALUD, FUERZA Y UNIÓN.


http://centauro996.wordpress.com/himno-masonico/


LETRAY MUSICA  Q:.H:. ARGEMIRO ALVAREZ GUTIERREZ (O:.E:.)
ARREGLOS ORQUESTALES:  HIPOLITO MATEUS PORRAS
PRODUCCIÓN Y DIRECCIÓN MUSICAL: CRISTIAN VEGA RIVEROS


Quedo a tus apreciablesórdenes y un T.'. A.'. F.'. para vos y todos mis QQ.'. HH.'. de vuestroOr.'.,  Comp.'. Sealtiel Enciso Pérez (yApr.'. toda la vida)  masondesudcalifornia@gmail.com
Il.'. Dig.'. yCent.'. Resp.'. Log.'. Sim.'. "Los fieles Obreros de la BajaCalifornia" No. 189
Or.'. de La Paz,Baja California Sur. México

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

Masones - La oración de un padre (QH Gral McArthur) y Carta de un Masón a su hijo

Escrito por adaro 01-06-2009 en General. Comentarios (2)


 

 

 

La oración de un padre

 

 

Dame, oh Señor, un hijo que sea lo bastante fuerte para saber cuando es débil, y lo bastante valeroso para enfrentarse consigo mismo cuando sienta miedo, un hijo que sea orgulloso e inflexible en la derrota honrada, y humilde y magnánimo en la victoria.

 

Dame un hijo que nunca doble la espalda cuando debe erguir el pecho; un hijo que sepa conocerte a Ti... y conocerse así mismo, que es la piedra fundamental de todo conocimiento.

 

Condúcelo, te lo ruego, no por el camino cómodo y fácil, sino por el camino áspero, aguijoneado por las dificultades y los retos. Allí déja le aprender a sostenerse firme en la tempestad y a sentir compasión por los que fallan.

 

Dame un hijo cuyo corazón sea claro, cuyos ideales sean altos; un hijo que se domine a sí mismo antes que pretenda dominar a los demás; un hijo que aprenda a reír pero que también sepa llorar; un hijo que avance hacia el futuro pero que nunca olvide el pasado.

 

Y después que le hayas dado todo eso, agrégale, te lo suplico, suficiente sentido de buen humor, de modo que pueda ser siempre serio pero no se tome a sí mismo demasiado en serio. Dale humildad para que pueda recordar siempre la sencillez de la verdadera grandeza, la imparcialidad de la verdadera sabiduría, la mansedumbre de la verdadera fuerza.

 

Entonces yo, su padre, me atreveré a murmurar:   ¡No he vivido en vano!

 

 

 

 

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/generalmacarthur.jpg

 

 

Q:. H:. General Douglas Mcarthur.

 

(aparecido en varias publicaciones masónicas y trascripto de EUREKA,órgano oficial de la Gran Logia de Honduras, marzo de 1980)

 

 

CARTA  DE UN  MASÓN A SU HIJO

  

Hijo mío:     Cuando ya no me cuentes -como todavía lo haces- tus travesuras y tus detalles personales; cuando ya no te de miedo la oscuridad y abras, por fin las paginas de esos libros desconocidos que hoy apenas miras, tal vez mal acomodados, en nuestra modesta biblioteca; cuando seas mayor, acércate a esos señores que ahora te parecen  extraños yun tanto misteriosos, y que, si no te infundan desagrado, quizá temerecen solo cierta indiferencia. Busca esaspersonas que a menudo, o me llaman o me visitan, y con quienes comparto unashoras, cada semana, cuando me ves llegar un poco más tarde a casa. Sí busca aesos hombres a quienes la sociedad identifica como "los masones" yque yo llamo, orgullosamente: "mis hermanos". Tanto loshas visto y escuchado, que seguramente ya los conoces a todos. La mayoría sonjóvenes; algunos, hombres ya maduros; y otros mas, lucen sus testas coronadaspor el blanco de las canas, como algunas montañas muestran sus cimas, cubiertaspor el blanco de las nieves. Pero todos mepermitieron beber en la fuente de su sabiduría. Todos por igual meabrieron en su pecho como se abre un cesto para recibir las confidencias, losgoces, las penas, los proyectos y las ilusiones del amigo mejor. Sí, acércate a ellos no importa cuan largo sea el camino quetengas que recorrer, ni cuantos los obstáculos que hayas de vencer. Decídete abuscarlos y el SUPREMO HACEDOR  te mostrará el sendero. Y cuando conozcas que hacen, como piensan y que pretenden(siempre que tu espíritu quede satisfecho y halladas todas tus inquietudes) UNETE A ELLOS Y SIGUELOS. Pero si, después deanalizar sus principios continúan sin respuesta todas tus dudas, entonces hijomío, SEPARATE DE SU CAMINO CON DECENCIA DE HOMBRE BIEN NACIDO. Si para entoncesaún vivo, aplaudiré tu decisión cualquiera que haya sido. La aceptaré, porquehabrás estudiado antes de definir y porque analizaste para poder escoger, esdecir, que habrás decidido por ti mismo, después de razonar. Y si ya no vivo,hijo mío, pediré al GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSOque adorne tu vida con los atributos que siempre busque para ti y que masón ono, el mundo te reconozca como un hombre honesto,virtuoso justo respetuoso, opuesto a todo genero de opresion y con un profundoamor por la humanidad.


ANONIMO 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

 

 


 

Masones - Camino Verdadero - QH Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

Escrito por adaro 01-06-2009 en General. Comentarios (0)



 

Camino verdadero

 

 

Cada día, como integrante de esta sociedad, me toca ver y vivir, lo desordenado, confuso y despiadado de este mundo profano, totalmente decadente en cuanto a valores espirituales y morales, reinando por doquier lo vulgar y lo mundano.

 

Un mundo sumamente materialista, de una cruel competitividad, de profunda ignorancia con respecto a las cosas sagradas y de total tinieblas espirituales.

 

Prevaleciendo la llamada "ley del mas fuerte", en el cual pareciera que cosas tales como: honor, virtud, veracidad, sinceridad, el valor de la palabra empeñada, etc.; son cosas antiguas, anacrónicas, pertenecientes al pasado. Siendo lo "moderno", habitual  y corriente, la mentira, el engaño, el aprovecharse del prójimo, el rebajar, ignorar y "corromper" todo tipo de normas morales. 

 

Ya en el pasado, hombres tales como Saulo de Tarso, más conocido como Pablo, uno de los Discípulos y Apóstol de Jesús,  uno de los conocedores y probablemente fundadores del Esoterismo Cristiano o Gnosticismo, en el T:.de la L:. S:. por excelencia en el mundo occidental, la Biblia Judeo-Cristiana, describía la situación decadente que imperaría en nuestros días, hace más de 1900 años, con una precisión admirable. 

 

Asimismo el Gran Maestro o Gran Iniciado Nazareno , nos advirtió acerca del motivo por el cual la sociedad humana llegaría a éste estado de profunda individualidad y total carencia de amor al prójimo, al decir:

 

"... en los últimos días...  por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará..."  

 

En éste estado, en esta "jungla", vivía como hombre profano y me comportaba de igual manera. Era la forma "normal y habitual" de vivir. No entendía, no comprendía, por tener la mente entenebrecida sin aquella "luz que vivifica".

 

Dirigido por las pasiones, cometía los mismos errores, una y otra vez, cayendo en un "círculo vicioso".

 

En referencia al estado corrupto de nuestra sociedad y a ésta forma de vida desenfrenada, sin ningún tipo de limitaciones morales que la abarquen, vienen a mi mente nuevamente las palabras del Maestro Nazareno, cuando la representó como una "puerta ancha" y un "camino espacioso", al decir:

 

"... porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran en él..."   

 

Hastiado ya de tanta inmoralidad e injusticia, me "rebelé" interiormente y busqué con anhelo el cambiar.

 

Es éste deseo de mejorar el que me impulsó a luchar y tratar de hacer algo más que lo cotidiano y rutinario, a dejar de ser indiferente, dejar de ser "uno más del montón".

 

Así, en esta búsqueda de mejoramiento interno y de tratar de ser útil, peregriné por diversas sociedades, agrupaciones e instituciones dándome cuenta que no eran éstos los caminos que estaba buscando, ya que los mismos, con sus múltiples sectarismos, "dividían" en vez de "sumar",  cada cuál arrogándose el derecho de ser los únicos poseedores de la verdad absoluta y tildando a los otros de ser los sectarios, ignorantes, corruptos, satánicos.

 

Hasta que, en determinado momento de mi vida, levanté la mirada y ahí las vi, frente a mí. "Algo" en mí interior me atrajo e impulsó a golpear, en una forma tosca, desordenada, "profana" aquellas pesadas "Puertas del Templo".

 

Fui recibido cordialmente e indagado con minuciosidad acerca del motivo real que me llevara a interrumpir la "paz de los trabajos del Templo", asegurándose que no fuera éste la simple curiosidad. Posteriormente, fui admitido e iniciado, en los primeros pasos de estos "antiguos y augustos misterios", comenzando así mi arduo, difícil pero a la vez sublime y glorioso peregrinar en este magno sendero.

 

Recibí la "luz", se despertó mi "entendimiento", mi "comprensión", mi razonamiento.Comenzando también así, las preguntas, el cuestionamiento, el aprendizaje.

 

Había encontrado, al fin, ése "lugar en el mundo" en dónde, en la multiplicidad y diversidad de ideas y opiniones, se "suma y aglutina" y no "divide y sectariza".

 

Dí así, simbólicamente, mi primer paso, tímido e inseguro. Había iniciado mi primer viaje.

 

Comprendí, ante los símbolos recibidos, mi real posición en el mundo o plano físico. Vi primeramente, un par de columnas, a ambos lados de la puerta del Templo e inmediatamente un amplio embaldosado de blancos y negros alternados,  aprendiendode ésta forma acerca de la rígida dualidad y sus leyes y de cómo me afectan los opuestos complementarios: el día y la noche, la salud yla enfermedad, la alegría y la tristeza, el bien y el mal, la vida y la muerte.

 

Aprendí así que, en éste "plano físico", es mediante la oposición que progreso y me fortalezco.

 

Debo conocer el dolor y la enfermedad para apreciarla salud, la tristeza para gozar la alegría, pasar por dificultades para cultivar y desarrollar el valor, morir para entender la vida eterna.

 

Con respecto a los opuestos y su influencia pendular sobre nosotros, Oswald Wirth, conocido escritor masónico, nos explica:

 

"...nuestras tendencias naturales nos inclinan alternativamente hacia los extremos opuestos, hasta que sepamos encontrar la posición de equilibrio sobre el terreno que ha de ser teatro de nuestra actividad..."  

 

Al comprender la necesidad de la dualidad y cómo ésta me afecta, dejo así de ser gobernado por la misma y aprendo a tomar decisiones por mí mismo, a tomar control de mi vida. Aprendo que no hay cosas tales como mala suerte, castigos divinos o destinos prefijados, convirtiéndome así en mi "propio agente".

 

Rápidamente comprendo, por propia experiencia, que junto con esta capacidad de elección (libre albedrío), viene aparejada la responsabilidad de las elecciones que hago y sus consecuencias directas sobre mí, ya sean éstas buenas o malas.

 

Dejo así de echar culpas de mis llamadas desgracias o infortunios a los dioses, al destino, a cosas externas y ajenas a mí. Comprendo que soy el único responsable de mi vida, y así, me hago cargo de la misma, fortaleciendo mi voluntad, convirtiéndome de ésta forma en el arquitecto de mi propio destino.

 

Al tomar conciencia de la dualidad, aprendo a ser medido en mis decisiones, a no ser rígido, ni a dejarme dominar por mis pasiones y a buscar un equilibrio y el justo medio de todas las cosas, en otras palabras, a estar "entre columnas".

 

Esto me recuerda la historia de un joven de la nobleza hindú, que vivió aproximadamente 600 años antes de la E.C.,  llamado Sidarta Gautama:

 

Sidarta, quién hasta su juventud siempre había vivido sin preocupaciones y rodeado de lujos y riquezas y que, al conocer y enfrentarse por vez primera a los pesares de la vida mortal, a saber, la enfermedad, la vejez, la muerte, esto le causó tan grande impresión, dolor y angustia que decidió abandonar el estilo de vida que había llevado hasta ése momento a uno extremadamente opuesto, uno de total desprendimiento y ascetismo, a fin de encontrar respuesta a los sufrimientos de la vida y hallar el camino que le permitiera liberarse y romper el círculo de vidas interminables al cuál todo mortal está ligado y esclavizado.

Así, Sidarta vivió durante años, aislado en el bosque, semidesnudo alimentándose sólo de lo que la naturaleza le proveía, agua de lluvia para beber y para comer raíces, granos de arroz, lodo y hasta excrementos de aves.

Trataba así de dominar el sufrimiento, haciendo su mente fuerte al punto de olvidarse por completo de su cuerpo y de todo lo físico, en su búsqueda de la liberación e iluminación.

Hasta que un día, estando Sidarta meditando a orillas de un río, escuchó a un viejo músico que pasaba en un bote hablando con su alumno y que le decía lo siguiente:

 

 "...si ajustas demasiado la cuerda se romperá, y si la dejas muy floja, no sonará..."

 

De pronto Sidarta se dio cuenta que esas simples palabras contenían una gran verdad, y que todos esos años de total ascetismo había estado siguiendo el camino equivocado.

Una y otra vez se repetía aquellas palabras y llegó a la conclusión de que

 

"... aprender es cambiar, el camino hacia la iluminación está en el intermedio, es la línea entre todos los extremos opuestos..."

 

El Camino del Medio, esa era la Gran Verdad que Sidarta había descubierto, el camino que él enseñaría al mundo.

 

Y así, poniendo en práctica esta gran verdad, juntamente con el diario autocontrol para vencer las grandes tentaciones de la vida, a saber: el orgullo, el deseo, la codicia, el miedo y la ignorancia, como así también la ilusión del propio ego, es como Sidarta ganó la batalla y adquirió la Gran Calma que precede al liberarse de las ilusiones mundanas.

Trascendiendo a sí mismo, estaba más allá de la influencia del dualismo físico, separado ya de su juicio errático, fue capaz de recordar  aún sus vidas pasadas, pudiendo ver más allá del universo y viendo la realidad más allá de todos nosotros comprendiendo que todos los movimientos del universo son un efecto provocado por una causa, sabiendo que no existe liberación (o salvación) sin compasión hacia los demás seres.

A partir de ése momento a Sidarta se lo llamó Buda, el Iluminado, el Maestro, el Guía, el Libertador.

Así vemos como Buda, pasó de una forma de vida a otra radicalmente opuesta sin encontrar satisfacción para su alma hasta que descubrió que, en la práctica cotidiana del Camino del Medio, venciendo las tentaciones diarias y practicando constantemente las leyes morales universales, estaba la verdad...

 

Al poder lograr esto,comprendo que me encuentro mejor capacitado para comenzar mi segundo viaje,  mi segundo paso, un poco más largo que el anterior, lo que denota progreso y mayor esfuerzo y concentración, dejando atrás la influencia rígida dualista, me elevo de la misma, y simbólicamente subo, asciendo, pasando así, de un plano  dominantemente "físico, externo y materialista" a uno "mental, interno y racional".

 

Masónicamente, esto es representado por las líneas paralelas de la dualidad del pensamiento, que encierran al círculo o radio de conciencia, con un  punto en su centro,  que simboliza el equilibrio que debo ejercer entre ambas posiciones del pensamiento. A éste respecto leemos en "Masonería" de Macnulty, lo siguiente:

 

"...el punto dentro del círculo, cercado por dos líneas paralelas, el Vol:. de la L:. S:. y la representación de la Esc:. de Jac:. ... suelen aparecer juntos, incluso en cuadros muy antiguos y deben interpretarse como un símbolo único.

En conjunto representan un ser humano "individual" en el seno del mundo psicológico.  

Las dos líneas paralelas que simbolizanlos principios activos y pasivos, representan en el individuo esas mismas cualidades exuberantes y restrictivas presentes en las columnas "corintias y dóricas" respectivamente, y que representan el mundo psicológico en libertad.

La función equilibradora, o el punto dentro del círculo, corre a cargo de la "columna de la conciencia", representada en el mundo psicológico por la "columna jónica", el círculo confinado entre las líneas paralelas y el  V:. de la L:. S:., representan el "radio de conciencia" del individuo cuando comienza su trabajo e indican que, en éste estadio de desarrollo, sólo se es capaz de percibir el símbolo de la Deidad ..."  

 

Ya habiendo hecha propia esta manera de juzgar y apreciar las cosas, estoy preparado y capacitado para una mejor comprensión y recibir así mayor luz, conocimiento, entendimiento, que me es proveído por las leyes universales en el T:.de la L:. S:., el cuál me enseña las diversas virtudes y cualidades que debo desarrollar, para poder así dar comienzo , a mi tercer viaje simbólico, mi tercer paso, más largo, preciso y seguro que los dos anteriores.

 

Habiendo alcanzando ya  esta altura del Camino, se me podrá despertar y exaltar, a la comprensión de un conocimiento superior y sublime, al de la propia Divinidad,y también, al de la posibilidad de lograr ése gran objetivo divino de ascender y alcanzar las “Etéreas Mansiones de la Log:. Celestial”. 

 

Podré así, entrar en un plano más "elevado, íntimo y espiritual", en un camino que podemos definir como "recto y angosto", el cual nos lleva hacia la divinidad, simbolizado masónicamente por la llamada Escalera de Jacob 

 

En referencia a esto, vienen a mimente las palabras de Jesús de Nazareth, cuando enseñó:

 

"...porque estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la Vida,y pocos son los que la hallan..."  

 

Dicha Esc:. de Jac:.,recta y angosta, posee varios escalones o peldaños de virtudes, destacándose tres principales, las llamadas virtudes teologales, a saber la , la Esperanza y la Caridad.

 

En referenciaa esto, el anteriormente citado Macnulty nos dice:

 

"... la Esc:. de Jac:., que aparece en el Cuadro de 1º gr:. ...representa los niveles jerárquicos de la conciencia... y tiene tres peldaños principales: la , la Esperanza y la Caridad (o Amor en su más amplia manifestación). Estos tres representan los estados de ánimo de los individuos en cada uno de los tres gr:. simb:. ...

La Fé:  para el Ap:., que ignora la naturaleza de lo que aspira y debe confiar en aquellos que le enseñan.

La Esperanza:  para el Comp:., que puede ya vislumbrar buena parte de la naturaleza del impulso (o la meta final), que le lleva a anhelarlo o desear alcanzarlo.

La Caridad:  para el M:., que ya a alcanzado su meta (en Or:.) y es capaz así de "volver y educar" a los más jóvenes  que vienen detrás suyo (desde Occ:.)...

... también... la escalera que sube... a la Gloria... sugiere que, mediante la ampliación del conocimiento, se puede llegar a ser conciente de la  propia deidad..."  

 

También, en la “explicación del Cuad:. de 1º Gr:.”,  del  Rit:. Of:., encontramos una aclaración sobre éste punto, diciendo:

 

"...la senda que debemos seguir los mas:., según el T:. de la L:. S:., es la llamada Esc:. de Jac:., compuesta de muchos peldaños o escalones, que nos enseñan, otras tantas virtudes morales,siendo las tres principales: la  , la Esperanza y la Caridad.

en el G:.A:.D:.U:.,

Esperanza de una mejor Vida y

Caridad para con todos nuestros semejantes.

Esta Esc:., que llega alCielo, se apoya en el T:. de la L:.S:., el cual nos enseña las doctrinas que contiene, robustece la creencia en los dones de la Divina Providencia, fortalece nuestra fé y nos ayuda a "subir" los primeros peldaños; la "Fé", naturalmente crea en nosotros la "Esperanza" de ser partícipes de las promesas en él mencionadas, conduciéndonos en los segundos pasos y la tercera y última, que es la "Caridad",comprende a todos los mas:. que posean esta virtud, en su sentido más amplio, y por ella, alcanzan " la cúspide de su carrera". Habiendo llegado así de esta manera, figuradamente, a una vivienda etérea o mansión eterna..." 

 

También en su primera carta a los cristianos de Corinto,el anteriormente citado apóstol Pablo, los instruyó con respecto a éstas virtudes, indicándoles que la mayor de ellas es la Caridad, que es el Amor en su máxima expresión, diciendo :

 

"...y ahora permanecen la Fé, la Esperanza y el Amor (o Caridad), éstos tres; pero el mayor de ellos es el Amor..."  

 

De esta forma entendemos mejor  al leer en el Pentateuco, el relato que el Gran Legislador  Moisés nos hace, en el Libro de Génesis, de la visión que tuvo el Patriarca Jacob o Israel de esta “escalera iniciática o esotérica” en Beth-el o Casa deDios.  El T:. de la L:. S:., nos dice:

 

"... llegó Jacob a un cierto lugar... y durmió allí... y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella... y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo temor y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que Casa de Dios, y Puerta del Cielo... y llamó el nombre de aquel lugar Beth-El (del hebreo Beth=Casa,El=Dios)..."  

 

Así vemos que, estos pasos o viajes son procesos de enseñanza que se nos dan en cada uno de los grados y que debemos experimentar e incorporar en nuestras vidas, hacer que se hagan  "carne" en nosotros, en otras palabras "vivenciar" cada uno de los mismos.

 

De no ser así, podremos pasarnos años dentro la Institución, cambiar mandiles de distintos símbolos y colores, decorarnos con variados atributos, medallas, collarines, etc.; pero de nada nos servirán. Serán adornos externos.

 

Convertiremos a esta Magna Institución en solamente un lugar de reunión o "club social" siendo lo que se denomina solamente mas:. de "cuchillo y tenedor", y no verdaderos iniciados.

 

Habiendo así fracasado en cumplir con la verdadera medida para la cual fuimos "creados" en nuestra iniciación. 

 

Oswald Wirth, respetada autoridad masónica, nos habla acerca de esto en su obra denominada "El ideal iniciático", de la siguiente manera:

 

"... En realidad si la ambición del discípulo recientemente iniciado se limita a lucir las insignias de una asociación iniciática como la Franc:.(u otras), puede, con poco dinero, pagarse esa satisfacción.

Pero las apariencias son engañadoras y del mismo modo que el hábito no hace al monje, tampoco puede el mandil hacer por sí sólo al Mas:..

Por más que le hayan recibido a uno en debida forma y proclamado miembro de una Log:. Reg:., puede uno quedar para siempre profano por lo que a lo interno se refiere. Una delgada capa de barniz iniciático puede inducir en error las mentes superficiales, pero no puede en modo alguno engañar al verdadero iniciado. 

No consiste la Iniciación en un espectáculo dramático ni aparatoso, sino en que su acción profunda transmute (cambie) integralmente el individuo.

De no verificarse en nosotros la Magna Obra de los Hermetistas, seguimos siendo profanos y nunca podrá el plomo de nuestra naturaleza trocarse en oro luminoso...(recordemos el significado real de V.I.T.R.I.O.L.).

Los Ritos de Iniciación son tan sólo símbolos que traducen en objetos visibles ciertas manifestaciones internas de nuestra voluntad, con el fin de ayudarnos a transformar nuestra personalidad moral.

Si todo se reduce a lo externo, la operación no dará resultado: el plomo sigue siendo plomo, como máximo con un "enchapado" de oro...

El iniciado verdadero, puro y auténtico no puede contentarse con un tinte superficial: debe trabajarse él mismo, en la profundidad de su ser, hasta matar en él al profano y hacer que nazca un hombre nuevo..."  

 

Esto lo comprendían muy bien los Gnósticos Cristianos del primer siglo, y me recuerda, por mi condición de sacerdote cristiano, por ejemplo, el simbolismo iniciático del bautismo, denominado por inmersión (recordemos que la palabra "bautismo" es de raíz griega cuyo significado es"sumergir", "sambullir", "introducir en líquido"),como se realizaba antiguamente en los primeros años del cristianismo de la Iglesia Primitiva y aceptado hoy en día por la mayoría de las iglesias cristianas, en elcuál el candidato desciende y es sumergido totalmente en el agua o en otras palabras, es sepultado en la misma, muriendo así a su vida anterior de pecado (o en otras palabras, matando a su estado profano) y luego es levantado del agua, renaciendo así a una vida nueva ya limpia de los pecados hechos anteriormente (es decir, haciendo nacer al hombre nuevo en su interior).

 

Esto lo podemos ver en la carta que el Apóstol Pablo envió a los cristianos romanos, donde les instruye sobre este asunto. 

 

Una vez que hayamos matado al profano y hecho nacer un hombre nuevo en nuestro interior, el mismo se verá impulsado a obrar en bien de sus hermanos y de la Humanidad toda, en otras palabras a "perderse en el servicio de sus semejantes", que es lo que constituye a un verdadero sacerdote, y debemos entender por sacerdote no el haber sido ordenado en alguna religión dogmática, sino como sinónimo de servidor desinteresado a favor de nuestro prójimo e instrumento y servidor útil y justo, en manos del G.A.D.U., aquél que ministra y administra correcta y justamente sus asuntos.

 

De acuerdo a ésta definición y punto de vista sobre el sacerdocio, cualquiera de nosotros aquí presentes puede y debe ser, simbólicamente, un sacerdote de esta Orden Fraterna.

 

Jesús de Nazareth nos enseñó que siempre que trabajemos, sirvamos y ayudemos a nuestros semejantes, estaremos en el servicio del G:.A:.D:.U:.   

 

Mis  QQ:.HH:., éste es el "Real Arte" de la Vida, es la "Magna Obra", es el subir y tomar el fuego sagrado de los dioses (o podríamos mejor decir activar el fuego sagrado que está en nosotros) y así divinizarnos para poder ser mejores y leales obreros de la misma para bien de nuestros semejantes y de la Humanidad toda.

 

Es el camino que todos los Mitos Antiguos han enseñado desde el principio y que el hombre debe transitar para superar su llamado "estado natural y caído" y trascender sus limitaciones.

 

Lo podemos ver tanto en el Mito Osírico, como el Dionisíaco, el Mitraíco, siendo el Hebraíco para nosotros, quizás, el mas conocido, (con el Mito de Adán y Eva, la fuerza maligna actuante representada en Satanás, la Caída y expulsión del Estado Edénico y el constante intento del individuo de tratar de volver a su estado anterior de gracia para con Dios, que es lo que constituye el término "Religión" del latín "Re-ligare" que significa literalmente "religar" o "reunir", en otras palabras, el camino para volver a unir o ligar lo que antes estaba junto), como así también lo vemos en los Mitos de Grecia y Roma (Recordemos por ejemplo a Hérculesy Ulises con sus respectivos trabajos, viajes y pruebas) y es el camino que debe transitar también todo mas:., aquél camino que buscaba con ansias en mi estado profano.

 

Pero comprendo que, el llegar a M:. M:., no es alcanzar la Maestría, lo cual llevará toda la vida; es sólo la meta primaria, más no es el fin.

 

Es el alcanzar lo que antiguamente se conocía como los Misterios Menores y hoy en día como Grados Azules, ya que, el llegar a este punto es en cierto modo, recién el principio.

 

Principio del perfeccionamiento, de la constancia, la perseverancia, para que, de esa forma, estemos capacitados y preparados para conocer los llamados Misterios Mayores.

 

Al respecto de esta perseverancia, que es parte del trabajo que deberemos realizar durante el resto de nuestra vida mortal (y aún después), quisiera citar nuevamente las palabras del Gran Maestro Nazareno,que dijera lo siguiente:

 

"...y conoceréis la Verdad,y la Verdad os hará libres..."  

 

"...más, el que persevere hasta el fin, éste será salvo  (o “liberado”.)".   

 

Es mi humilde y sincero deseo que podamos, ayudándonos mutua y fraternalmente, buscando el bien de todos, perseverar y alcanzar la meta de este Camino en el cual nos hallamos embarcados, y que, cuando nos toque pasar al O:. E:. nos encontremos merecedores de la Mansión  o Gran Logia Celestial, y dignos de formar parte y ocupar un lugar en ese Templo  o  "... Tabernáculo hecho  no con manos..."   y allí, el G:.A:.D:.U:. nos pueda recibir, a cada uno de nosotros, con estas sublimes palabras:

 

"...bien, buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré..."  

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

 

 


 

Masones - Mi Logia Madre (3 versiones) y Sí - QH Rudyard Kipling

Escrito por adaro 01-06-2009 en General. Comentarios (0)




MI LOGIA MADRE 
 
por el QH Rudyard Kipling


Rundle , el subteniente, 
Beazle, el ferroviario y Achman, el intendente: 
Donkin, el inspector, Blake, nuestro 
buen Primer Vigilante -por dos veces Maestro-, 
en la calle conversan con Edulgee, delante 
de su tienda. 
Allí afuera, en el mundo profano, 
dicen ceremoniosos "Señor" o "Mi teniente"... 
Y dentro, solamente 
"Hermano" mio. Hermano 
sin gestos de obediencia o de poder. 
Tras la puerta cerrada 
de la estancia en que se unen el Templo y el Taller 
todo lo han nivelado la escuadra y la plomada. 
Rangos y vanidades han de quedarse fuera. 
¡Al orden de aprendiz!... Llamemos y adelante... 
Y entrábamos en Logia... La Logia en que yo era 
Segundo Vigilante. 
Hombres allí de todas las razas se han unido 
bajo el nombre de hermanos; 
con Bola, el contador, yo he conocido 
a nuestro Jud Saul, que en Aden fue nacido 
y a Din Mohamed, el que levanta planos 
para las oficinas del servicio agronómico: 
y en triple abrazo fraternal, en fin, 
comulgaban el sirio Amir Singh 
y Castro (¡un ex-católico!). 
Pequeño el Templo y pobre: 
una estancia desnuda 
en una casa vieja, abierta sobre 
la calle antigua, solitaria y muda. 
bajo el altar dos bancos y delante 
-simbolizando el ara de granito- 
una trunca columna de madera... 
Para cumplir estrictamente el Rito 
teníamos bastante. 
Y yo en la Logia era el Segundo Vigilante. 
El Cuadro se reunía 
en tenida mensual 
y, a veces, en banquete fraternal 
cuando alguno partía. 
Entonces se solía 
hablar de nuestra patria, de Dios... Mas cada cual, 
opinaba de Dios según lo comprendía. 
Hablaban todos pero nadie había 
que rompiese los lazos fraternales 
hasta oír que los pájaros, dejando sus nidales, 
cantaban a la luz del nuevo día 
que lavaba de escarchas los cristales. 
Tornábamos a casa conmovidos 
y, cuando el Sol en el Oriente asoma, 
nos íbamos quedando adormecidos 
pensando en Shiva, en Cristo y en Mahoma. 
¡Cuánto, cuánto daría 
que llevar a otras Logias extrañas 
el fraterno saludo de la mía! 
Fui desde las montañas 
a Singapore guiado por la estrella fraterna 
que dentro de mi llevo... 
¿Cuánto, cuánto daría 
por hallarme de nuevo 
entre las dos columnas de mi Logia materna! 
Diera cuanto he tenido 
por poderme encontrar nuevamente delante 
de la puerta de aquella Logia donde he sido 
Segundo Vigilante. 
Recordando a mi Logia siento ganas 
de volver a estrechar fuertemente la mano 
de mis hermanos blancos y de aquel otro hermano 
de color, que llegaba de tierras africanas. 
Poder entrar de nuevo al Templo pobre 
de mi Logia materna, a la estancia desnuda 
de aquella casa vieja, abierta sobre 
la calle antigua, solitaria y muda. 
Oír al Guardatemplo adormecido, 
anunciar mi llegada y mirarme delante 
de aquel mi Venerable, del que he sido 
Segundo Vigilante. 
Allí afuera, en las calles, en el mundo profano, 
todos eran "Señor" o "Mi Teniente", 
Y dentro solamente 
"Hermano mío", Hermano 
sin gestos de obediencia o de poder. 
Tras la puerta cerrada 
en que se unen el Templo y el Taller 
todo lo han nivelado la escuadra y la plomada. 
¡Al orden de aprendiz! Llamamos y adelante. 
Y entrábamos en Logia... 
La Logia en que yo era Segundo Vigilante.
 
Q:. H:. RUDYARD KIPLING

 

 

Otra versión mas que interesante

 

MI LOGIA MADRE
 
Allí estaba: Rudle, el jefe de estación
Peazley, de la Sección de Vías y Trabajos
Ackman, de Intendencia,
Donkin, funcionario de la Prisión,
y Blake, el Sargento instructor
que fue dos veces nuestro Venerable;
y también, estaba el viejo Franjee Eduljee
dueño del almacén  "Artículos Europeos...
Fuera nos decíamos: "Sargento" o "Señor",
"Salud' o "Salam";
dentro, en cambio, "Hermano", y así estaba bien.
Nos encontrábamos en el Nivel,
y nos despedíamos en la Escuadra,
Yo era el segundo Diácono.
Estaba también, Bola Nath, el contable,
Saul, el judío de Aden,
Din Mohamed de la oficina del Catastro,
el señor Chuckerbutty...
Amir Singh el sikh;
y Castro, del taller de reparaciones
que, por cierto, era católico romano...
Nuestros ornamentos no eran ricos
y nuestro Templo era viejo y desguarnecido,
pero conocíamos los Landmarks
y los observábamos escrupulosamente...
A veces, cuando miro atrás
me viene a la cabeza este pensamiento:
"En el fondo, no había incrédulos
al margen, quizás de nosotros mismos..."
y, así, cada mes después de la Tenida
nos reuníamos para fumar.
No nos atrevíamos a hacer banquetes
por miedo a forzar
alguna norma de cualquier Hermano.
Y hablábamos a fondo, de Religión y de otras cosas.
cada uno de uno se refería
al Dios, que conocía  mejor,
y los Hermanos tomaban la palabra
uno tras otro
y nadie se inquietaba.
Nos separábamos con el alba,
cuando se despertaban las cacatúas
y los malditos mosquitos portadores de fiebre.
Entonces volvíamos a caballo
y después de tantas palabras
Dios, Mahoma y Shiva
jugaban al escondite dentro de nuestras cabezas.
Muy a menudo, desde entonces,
mis pasos errantes al servicio del Gobierno
han llevado mi saludo fraternal
desde Oriente a Occidente.
¡Cómo los recordaba!
¡Y cuántas veces he deseado volver a verlos a todos!
A  todos los de mi Logia Madre,
¡Cómo querría volver a verlos!
A mis Hermanos, negros o morenos,
y sentir el aroma de los cigarrillos indígenas
mientras deambulaba por allí... el que encendía la luz,
y el viejo de la limonada
removía por la cocina.
Y volverme a sentir un Masón perfecto.
Una vez más,
en esta mi Logia de hoy.
 
Rudjard Kipling , M.·.M.·.

 

 
 
Mother Lodge  (Versión original en inglés)
Bro. RUDYARD KIPLING, LL.D.
 
 
      There was Rundle, Station Master,
      An' Beazeley of the Rail
      An' 'Ackman, Commissariat,
      An' Donkin' o' the Jail;
      An' Blake, Conductor-Sargent,
      Our Master twice was 'e,
      With 'im that kept the Europe-shop,
      Old Framjee Eduljee.
 
      Outsid-' Sergeant! Sir! Salute! Salaam!'
      Inside-' Brother,' an' it doesn't do no 'arm.
      We met upon the Level an' we parted on the Square,
      An' I was Junior Deacon in my Mother Lodge out there!
      We'd Bola Nath, Accountant,
      An' Saul the Aden Jew,
      An' Din Mohammed, Draughtsman
      Of the Survey Office too;
      There was Babu Chuckerbutty,
      An' Amir Sing the Sikh,
      An' Castro from the fittin' sheds,
      The Roman Catholic
      We 'adn't good regalia,
      An' our Lodge was old and bare,
      But we knew the Ancient Landmarks,
      An' we kep' 'em to a hair;
      An' lookin' on it backwards
      It often strikes me thus,
      There ain't such things as infidels,
      Excep', per'aps, it's us.
      For monthly, after Labour,
      We'd all sit down and smoke,
      (We dursn't give no banquits,
      Lest a Brother's caste were broke),
      An' man on man got talkin'
      Religion an' the rest,
      An' every man comparin'
      Of the God 'e knew the best.
      So man on man got talkin'
      An' not a Brother stirred
      Till mornin' waked the parrots
      An' that dam' brain-fever-bird.
      We'd say 'twas 'ighly curious,
      An' we'd all ride 'ome to bed,
      With Mo'ammed, God, an' Shiva
      Changin' pickets in our 'ead.
      Full oft on Guv'ment service
      This rovin' foot 'ath pressed,
      An' bore fraternal greetin's
      To the Lodges east an' west,
      Accordin' as commanded
      From Kohat to Singapore,
      But I wish that I might see them
      In my Mother Lodge once more.
      I wish that I might see them,
      My Brethern black an' brown,
      With the trichies smellin' pleasant
      An' the hog-darn passin' down;
      An' the old khansamah snorin'
      On the bottle-khana floor,
      Like a Master in good standing
      With my Mother Lodge once more.

 

 

"Sí"

V.·.H.·. RUDYARD KIPLING.

Si puedes estar firme cuando en tu derredor
todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza;
si cuando dudan todos, fías en tu valor
y al mismo tiempo sabes excusar su flaqueza;
si puedes esperar y a tu afán poner brida,
o blanco de mentiras esgrimir la verdad,
o siendo odiado al odio no dejarle cabida
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad;
Si sueñas pero el sueño no se vuelve tu rey;
si piensas y el pensar no mengua tus ardores;
si el Triunfo y el Desastre no te imponen su ley
y los tratas lo mismo, como a dos impostores;
si puedes soportar que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados,
o mirar hecha trizas tu adorada quimera
y tornar a forjarla con útiles mellados;
Si todas tus ganancias poniendo en un montón
las arriesgas osado en un golpe de azar,
y las pierdes, y luego con bravo corazón
sin hablar de tus pérdidas vuelves a comenzar;
si puedes mantener en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tirante
para emplearlos cuando en ti todo flaquea
menos la voluntad que te dice !Adelante!
Si entre la turba das a la virtud abrigo;
si marchando con reyes del orgullo hastriunfado;
si no pueden herirte ni amigo ni enemigo;
si eres bueno con todos, pero no demasiado,
y si puedes llenar los preciosos minutos
con sesenta segundos de combate bravío,
tuya es la Tierra y todos sus codiciados frutos,
y lo que más importa, serás hombre, hijo mío.

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

Masones - Desiderata

Escrito por adaro 01-06-2009 en General. Comentarios (0)



DESIDERATA

 

Anda plácidamente entre el ruido y la prisa, y recuerda que Paz puede haber en el Silencio.

Vive en buenos términos con todas las personas, todo lo que puedas sin rendirte.

Dí tu Verdad tranquila y claramente; escucha a los demás, incluso al aburrido y al ignorante; ellos también tienen su historia.

Evita a las personas ruidosas y agresivas, sin vejaciones al espíritu.

Si te comparas con otros, puedes volverte vanidoso y amargo; porque siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.

Disfruta de tus logros así como de tus planes.

Mantén el interés en tu propia carrera, aunque sea humilde; es una verdadera posesión en las cambiantes fortunas del tiempo.

Usa la precaución en tus negocios, porque el mundo está lleno de trampas; pero no por eso te ciegues a la Virtud que pueda existir.

Mucha gente lucha por Altos Ideales, y en todas partes la vida está llena de Heroísmo.

Sé tú mismo. Especialmente no finjas afectos. Tampoco seas cínico respecto del Amor, porque frente a toda aridez y desencanto el Amor es perenne como la hierba.

Recoge mansamente el consejo de los años, renunciando graciosamente a las cosas de la juventud.

Nutre tu Fuerza Espiritual para que te proteja en la desgracia repentina; pero no te angusties con fantasías. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Junto a una sana disciplina, sé amable contigo mismo.

Tú eres una criatura del Universo, no menos que los árboles y las estrellas. Tú tienes derecho a estar aquí. Y te resulte evidente o no, sin duda el Universo se desenvuelve como debe; por lo tanto mantente en paz con D’s, de cualquier manera que lo concibas; y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones, mantén en la ruidosa confusión paz con tu alma.

Con todas sus farsas, trabajos y sueños rotos, éste sigue siendo un mundo hermoso.

Ten cuidado. Esfuérzate en ser feliz.

 

 Iglesia de Saint Paul – Baltimore. (1693)

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina