Adaro Omar Daniel

Masones - La piedra bruta y la moral del aprendiz

Escrito por adaro 20-02-2009 en General. Comentarios (0)
“Unión, Unión, Unión en el disenso…”   

Muy QQ.: HH.: Electos de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones,
rodeando al nuevo Gran Maestre M.:R.:H.: ANGEL JORGE CLAVERO.


 
 

 LA PIEDRA BRUTA Y LA MORAL DEL APRENDIZ
Gentileza del Q:.H:. OCTAVIO TAPIA LU
Resp:. Log:. Unión Fraternal Nº 21 -  Gran Logia de Panama
 
Una reflexión sobre el significado simbólico de la Piedra Bruta, sugiere una estrecha relación con un sistema moral que la Masonería nos enseña en torno a la perfección del hombre, en la búsqueda del desarrollo espiritual y hacia las conductas sociales basadas en valores, el respeto, la fraternidad, la humildad, la tolerancia y los derechos del individuo. 

Este sistema moral es representado por la piedra rudimentaria, que desde muy temprano, a nivel de aprendiz, nos estimula a un incesante trabajo en torno a las prácticas y doctrinas masónicas, en un vehemente deseo de buscar la Verdad. De ahí la estrecha relación de sentido entre la Piedra y el Cuarto de Reflexión, negro en su apariencia, donde sobresale la antigua fórmula alquímica y hermética V.I.T.R.I.O.L,: "Visita Interior Terrae, Rectificando Invenies Ocultum Lapidem", (Visita al Interior de la Tierra, Rectificando Descubrirás la Piedra Oculta).

Pero la búsqueda de la Verdad o el descubrimiento de un sentido superior de la vida como respuesta a nuestra propia existencia, sólo es posible por medio de una profunda indagación de nuestros sentimientos y la mejor disposición a un verdadero trabajo interior. Es así cómo el trabajo masónico consiste simbólicamente en perfeccionar la existencia humana, a través de un permanente y sucesivo proceso de transformación. La "piedra bruta" constituye el símbolo del Aprendiz, la "piedra cúbica" simboliza al Compañero y la "piedra cúbica en punta" al Maestro, las cuales en su conjunto, simbolizan el motivo central de la superación permanente y constante en la búsqueda del pensamiento independiente y de la perfección.

Esta atribución de sentido simbólico al moldeamiento de la piedra como unidad de toda construcción, se basa en el trabajo realizado por los antiguos masones operativos, verdaderos albañiles. Los constructores medievales, que erigieron grandes edificaciones y catedrales góticas, adornaron bellamente a Europa, cuya obra se aprecia hasta nuestros días. Organizados en una orden con tradiciones iniciáticas, basados en el estudio del simbolismo, con un sistema conceptual del hombre, de la vida y del universo, eligieron la piedra como el elemento más sencillo y común, para legar la enseñanza más significativa y trascendente: que los hombres son perfectibles.

En las construcciones de Catedrales, la misma comenzaba materialmente cuando la piedra, en su estado más natural, recién cortada de su veta era retirada de la cantera, para ser sometida al trabajo de pulimento que el picapedrero debía realizar, a fin de hacerla útil al plan constructivo a seguir, dándole las debidas dimensiones y formas, además del necesario pulimento. Ello implicaba una habilidad, un conocimiento, un arte y una forma de vida. 

Expresiva de esta percepción de la existencia humana, el destacado Poeta y Alquimista Medieval, Clovis Hesteau de Nuycement en su "Poema Filosófico de la Verdad de la Física Mineral" editado en París en 1620, citado por Fulcanelli en el "Misterio de las Catedrales", escribe el siguiente mensaje hermético:

"Ve por este camino, no por otro, te advierto.
Observa solamente las huellas de mi rueda
Y para dar a todo un calor igual,
No subas ni desciendas al cielo y a la tierra
Si demasiado subes, el cielo quemarás;
Si bajas demasiado, destruirás la tierra.
En cambio, si mantienes en medio tu carrera,
el avance es seguido y la ruta más segura".


Los aprendices buscamos y escogemos las piedras que deben ser preparadas para la construcción del templo y debemos empezar a moldearlas y darle forma a golpe de cincel. Ello deberá ser continuo y pausado, con inteligencia y disciplina, con paciencia y dedicación, con una precisa fuerza que, golpe a golpe de cincel, moldee gradualmente las partículas de la piedra hasta desbastarla. Según sea la resistencia de la piedra, el uso de la fuerza deberá estar en equilibrio con el peso y la solidez de las herramientas; el mazo y el cincel. 

Es esta alegoría, la que justamente encierra el motivo central de la existencia humana, cuyo escultor es el propio Yo interno de cada uno hacia el logro de la perfección, al fortalecimiento del espíritu, aprender a disciplinar de manera constructiva todas sus facultades, al conocimiento de uno mismo y de las circunstancias que lo rodean. El logro de la perfección, simbolizada en el pulimento de la piedra, consiste en desprenderse de errores, prejuicios, odios, desarmonías e intransigencias, existentes en la vida interna, así como de aquellas derivadas de las relaciones sociales entre los hombres, tales como el "desorden profano", la oscuridad del fanatismo y la barbarie de la intolerancia.

Lograr la trascendencia a un plano más elevado es cumplir con el elemental compromiso humano de mejorar cada día, en todos los aspectos de su existencia, modelando el carácter y el desarrollo de la personalidad, de acuerdo a valores, como el constante progreso, la pasión por la sabiduría, el conocimiento y el repudio de la ignorancia, la virtud, la búsqueda de lo bello como alternativa, así como el amor a sí mismo y a los semejantes. 

De acuerdo a esta atribución de sentido simbólico de la "piedra bruta", existe potencialmente en cada persona, en su calidad de protagonista primario de la historia humana y de su propia vida, un estado de perfección inherente, latente en todas sus formas de expresión, la cual es necesaria reconocer, educar y hacer explícita por medio del trabajo, el estudio y de la obra que masónicamente simboliza el desbastamiento de la piedra informe. 

Ahora bien, desde nuestra perspectiva de aprendiz masón, es en la "piedra bruta" donde se representa la fortaleza y la moral del Primer Grado, en la actitud para aprender, del esfuerzo y dedicación que en ello se ponga. Este es el principio y el fundamento en que descansa todo progreso, toda vez que se efectúa reconociendo, asimilando y dominando lo aprendido, a pesar de las circunstancias de la vida y de la sociedad en que nos insertamos, con las respectivas experiencias que se deriven de esta relación. 

En la historia de la humanidad, han existido distintas formas de concebir la idea del perfeccionamiento y la búsqueda de la felicidad, expresado en el cambio cualitativo, por un lado, en sus relaciones con los demás y por otro, desde la perspectiva del crecimiento espiritual personal. Así, desde el helenismo, el budismo, el cristianismo, el islamismo, el renacimiento y la denominada modernidad, han significado para la historia humana, distintos niveles y formas de interpretar la realidad social, las relaciones entre los hombres y su  concepción de lo trascendente. 

En la sociedad de hoy, caracterizada por distintas crisis estructurales, económicas, políticas, ideológicas y humanas, se manifiesta directa o indirectamenta, la pérdida de una de las aspiraciones históricas entre los hombres: la búsqueda de la felicidad.

Por el contrario, el conjunto de las crisis han estimulado en la sociedad moderna, el pesimismo, la decadencia de valores, la atracción por lo efímero, el consumismo y la posesión material, el individualismo, el hedonismo y la ausencia de sentimientos de solidaridad y fraternidad. La sociedad actual nos muestra que el interés del individuo apunta al goce inmediato, al usufructo de lo material como camino de la satisfacción espiritual y a las relaciones sociales basadas en la vanidad, la arrogancia, la prepotencia del poder y de la abundancia, precipitando al hombre moderno hacia una constante deshumanización.

En este contexto, la transformación interna del Aprendiz Masón, a través del pulimento simbólico de la piedra bruta, debe crear en su conciencia, la necesidad de superar las condiciones de arrastre de su materialidad pasada y actual, producto de la vida profana. El trabajo de transformación de la piedra bruta, significa simultáneamente para el aprendiz, la transformación de sí mismo en su condición de masón. Simbólicamente muere para nacer a una nueva vida. He ahí su fortaleza moral, en el descubrimiento de su unidad y esencia interna, en la conciencia de su propio ser y la estimulación de sentimientos nobles, lo cual implica un doble proceso psíquico, en permanente equilibrio:

Por un lado, la capacidad intelectual de razonar, de aprender de la experiencia, de reflexionar en torno a ella e interpretarla, en miras a establecer las formas de interacción entre la conciencia y lo externo a ella. Por otro, el conocimiento intuitivo, emocional, en otras palabras, el volcamiento al interior de la conciencia. Esta consiste en la faceta espiritual del pensamiento humano, que facilita acceder a un conocimiento superior, a través de tres etapas, según el filósofo austriaco Rudolf Steiner, en su "Filosofía de la Libertad", a saber: la preparación, que desarrolla el sentido interior; la iluminación que hace brotar la luz espiritual; y la iniciación, que establece el contacto con las altas realidades del espíritu.

Sin embargo, para acceder a un conocimiento espiritual o superior, el aprendiz deberá asimilar y experimentar en su conciencia, el sentimiento de la enseñanza simbólica del pulimento de la piedra bruta, es decir, la devoción, la vida interior y la calma interior. Sólo de esta forma llegan a aflorar en la conciencia del aprendiz, los valores de fraternidad, de caridad y de tolerancia, los cuales nos hará más dignos de nuestra condición de masones.

Por último, mientras más nos acerquemos a nuestro ideal de perfección, seremos más humanos y, paulatinamente, iluminándonos con la luz de nuestros hermanos para desbastar con certeros golpes la piedra bruta, algún día seremos piedras cúbicas, trascendiendo a planos superiores, para satisfacción de nuestros propios retos, para beneficio de la humanidad y para la gloria de la augusta institución Masónica, como escultores de nuestros propios templos y deatinos.
 
 
 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

 

 
 
 
 

Masones - Historia del extraño albañil

Escrito por adaro 20-02-2009 en General. Comentarios (1)



La Historia de un Extraño Albañil


Existe una historia relacionada con la construcción  del templo de
Salomón en Jerusalén , el maestro Hiram había contratado solamente  a
once Albañiles para la construcción del Templo, luego se presentó un
doceavo Albañil y aunque no parecía apto ni confiable, no pedía
salario alguno. Fue admitido por su destreza. Cada día este compañero realizaba
trabajos difíciles de llevar a cabo. La construcción del Templo
dedicado a Jehová avanzaba y superaba en belleza a todo lo que se
podría esperar, esto gracias a este Albañil. Nadie conocía el nombre de este Albañil de obras ni su nacionalidad, y lo más sorprendente nunca se presentaba a reclamar su salario - Cuando se distribuían las tareas al despuntar el Alba, todos se
sorprendían,  al ver lo que el extraño Albañil había avanzado en
tareas  por la noche, con tanta rapidez como perfección. Cuando concluían el Sancto Sanctorum la ultima y más importante parte del Santo Templo, él pidió poner la ultima loza, sobre la cual descansaría el Arca de la Alianza, y le fue concedido  en razón de
las admirables habilidades con la albañilería, ese día a media noche en
punto entró en soledad al Sancto Sanctorum, colocó la pesada loza en
su sitio y nadie lo volvió a ver más. Se cuenta que esta pesada loza
era fácilmente removible mediante un ingenioso mecanismo, que
ocultaría en un sótano al Arca de la Alianza en caso de peligro. Esto
solamente era sabido por Salomón, el sumo Sacerdote en turno, Hiram y
el extraño Albañil. Se cree también que este Albañil aparecía en la
construcción de cada monumento sagrado y en la construcción de cada
Catedral. Les decía que era diestro en la construcción, que sabía trabajar la
piedra dura y la franca, la caliza y el mármol. Y que alguien como él
estaría en la construcción de cada edificio sagrado. Así es la historia del Extraño Albañil que se presenta de cuando en cuando,  para ayudar en la   construcción de algún importante Templo.

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

 

 

 

 

Masones - Templarios

Escrito por adaro 20-02-2009 en General. Comentarios (1)

LOS TEMPLARIOS

   
"NON NOBIS DOMINE,
NON NOBIS SED NOMINE,
TUO DA GLORIAM"
 
Este histórico lema de los templarios impuesto a la Orden por su primer padre espiritual, San Bernardo de Claraval, sumariza en unas pocas palabras el ideal y el propósito de su existencia.  Los primeros hermanos no vivían y luchaban por interés personal, sino por un concepto, el establecimiento de la sociedad cristiana, una civilización dedicada a la gloria de Dios. La caballería de hoy intenta emular esta gran tradición en el hecho de que sus trabajos y vidas deben ser un ejemplo para otros y como una hermandad tener como objetivo llegar a construir una aristocracia del espíritu. Un caballero templario entiende que hay un Dios, una vida creada por El, una verdad eterna y un propósito divino. En consecuencia esta implícito que la verdadera existencia y las bases históricas de la Orden tienen por objeto:
 
1.- Luchar contra el materialismo, la impiedad y la tiranía en el mundo.
2.- Defender la santidad del individuo.
3.- Afirmar la base espiritual de la existencia humana.

Este es un tremendo objetivo, pero esta es la elección de la caballería. Es por lo tanto el deber de los caballeros prepararse y equiparse a si mismos para sostener esas creencias fundamentales. La misión original de la Orden es tan real hoy en día como lo fue en 1118 cuando se fundo, sólo que las circunstancias han cambiado. Las crisis y los retos que afronta hoy en día la humanidad reclaman una cruzada que es más importante que cualquiera a que se haya enfrentado la Orden en el pasado. La continuidad de nuestra civilización, con todos sus errores es el reto de hoy en día. En consecuencia es necesario canalizar el trabajo y las actividades de la Orden de al modo que sea posible entablar esa batalla ideológica que nos reta para la defensa de los valores que sostiene una sociedad basada en la ética y construida a través de siglos.
Trabajando por estos principios fundamentales, la Orden cooperara con otras ordenes similares a través del mundo en contra del desmoronamiento y los elementos destructivos que prevalecen hoy en la sociedad humana. Sin embargo, no es suficiente oponerse a estos males, la Orden debe sostener la justicia natural y los derechos fundamentales del hombre y estimular la descentralizació n del poder político del estado reconociendo el derecho de los pueblos y las naciones a gobernarse a si mismos dentro de su medio económico natural.
De acuerdo con estos principios, la Orden reconoce a todos los seres humanos como hijos de Dios, sin relación a raza o sexo y que tienen el derecho de buscar su bienestar material y desarrollo espiritual en condiciones de dignidad, de seguridad económica y de igualdad de oportunidades. La consecución del marco de referencia para que esto sea posible debe constituir el objetivo central de toda política internacional.
La Orden apoya la libertad de expresión, de conciencia y de religión; defensa colectiva y medidas positivas para erradicar la pobreza y la injusticia que amenazan la paz del mundo.
La Orden entiende que la felicidad y la dignidad no solo dependen del bienestar físico sino de cosas en las cuales a las personas les sea posible tomar un interés vivo y profundo mas allá de sus propias vidas privadas.
La Orden cree en políticas claras y practicas, siendo aquellas las que aseguren una vivienda decente, atención sanitaria, fomentando que todos tengan la oportunidad de vivir una vida total y activa, pudiendo desarrollar sus talentos naturales.
La Orden fomenta el patriotismo, expresado en el orgullo hacia la propia tierra y sus logros y el reconocimiento del lugar que le corresponde entre las naciones y sus deberes para con la humanidad. Sostiene además la idea de que cada nación debe establecer los mecanismos apropiados para vigilar y aconsejar la mejor utilización de los recursos naturales, en vista de la crisis que se producirá a la larga de minerales esenciales, petróleo, agua, etc.., como también en la agricultura y la forestación
Entiende que la educación es probablemente la responsabilidad más importante que tienen aquellos encargados de la administració n para proveer de instrucción adecuada a nuestras futuras civilizaciones. Se estima que la única política educacional realista es la que se dirija a asegurar los requerimientos que exige la era tecnológica, debiendo también respetarse la persona humana y su derecho y deber de hacer una elección justa, sin comprometer la capacidad del individuo de reflexionar y decidir.
Mientras la educación determine el futuro de la civilización la Orden aboga por una línea de acción militante pero sin sectarismos, para encauzar la consecución de los objetivos, en todos estos importantes aspectos.
En conclusión la Orden cree que los objetivos y espíritu de la misma desde un punto de vista histórico, espiritual e ideológico deben promoverse cada día mas, recuperando los valores culturales y morales del mundo occidental.
CÓDIGO TEMPLARIO
Los que son soldados del Temple son soldados de Dios. Como tales deben siempre andar con Dios y ser más que simples mortales. Deben conducirse con humildad y ser los más honorables, los más nobles, los más corteses, los más honestos y los más caballerosos.  El templario debe servir a la Orden y no esperar ser servido por ella. Que lo que colabore lo haga en servicio de Dios y no debe esperar recompensa salvo el saber que con ello honra a la Orden por su devoción. El templario no debe causar a ninguna criatura herida o daño, sea esta una criatura humana u otra, sea por ganancia, placer o vanidad. Al contrario, el templario debe intentar llevar la justicia a todos aquellos que no la reciben porque todos son hijos de Dios y a todos a concedido Dios el don de la vida. Ante todos los seres el templario debe demostrar caballerosidad, cortesía y honestidad, teniendo presente que son testigos de Dios. Un templario debe vivir cada día como un crítico del día anterior, de esta manera cada nuevo amanecer será un paso hacia una mayor nobleza. Ningún templario deberá ofender de forma alguna a una persona u otro ser. Para todos el templario debe ser un ejemplo de caballerosidad. Ninguna mujer deberá temer nada de un templario, ni de sus palabras ni de sus acciones. Ningún niño deberá padecer tampoco ese temor. Ningún hombre, no importa cuan rudo sea, deberá temer a un templario.  Donde hay debilidad allí el templario debe llevar su fuerza. Donde no hay voz allí el templario debe llevar la suya. Donde están los más pobres allí el templario debe distribuir su generosidad. Un soldado del temple no puede estar esclavizado por creencias sectarias u opiniones estrechas. Dios es la verdad y sin Dios no hay verdad. El templario debe siempre buscar la verdad porque en la verdad está Dios.  Jamás un templario debe deshonrar a otro, porque dicha conducta le deshonrará a él y llevará descrédito a la Orden.
 
En su conducta el templario: 
* No debe ser brutal.
* No debe emborracharse en forma ofensiva.
* No debe ser ni inmoral ni amoral.
* No debe ser cobarde ni bestial.
* No debe mentir ni tener intenciones maliciosas.
* No debe buscar posiciones de engrandecimiento dentro de la Orden. Se contentará con aquellos puestos que le sean encomendados para mejor servirla.
* No debe juzgar a nadie dentro o fuera de la Orden por sus posesiones o su posición social. Antes al contrario debe juzgar por el carácter y la bondad o falta de ellos. 
 · Debe expresar verdadero sometimiento a los principios del Temple y obediencia a sus oficiales en todas las cosas de la Orden, en tanto entienda que sean verdaderos 
   templarios y merezcan dicha obediencia.
· Debe ser un verdadero patriota hacia la tierra que Dios le ha dado.
· No debe cazar a ninguna criatura ni por vanidad ni por deporte.
· No debe matar a ninguna criatura salvo para alimentarse o en defensa propia.
· Debe mantenerse firme y veraz en las justas causas de Dios.
· No tomará actitud ofensiva contra ningún hombre por la forma en que se dirige a Dios, aunque esta sea diferente o extraña. Antes al contrario el templario deberá
   intentar entender como otros se acercan a Dios.
· Debe siempre ser consciente de que es un soldado del Temple y tratar siempre que sus obras sean un ejemplo para los demás.
 
 LOS HECHOS: CRONOLOGIA HISTORICA DE LA ORDEN
1ª parte – hasta el 19-3-1314
1.118/1.119 - Nos dice Guillermo, que fue canciller del Reino de Jerusalem y Obispo de Tiro en su “Historia rerum in partibus transmarinis gestarum” que: “En aquel año de 1.119, ciertos nobles caballeros, llenos de devoción a Dios, religiosos y temerosos de Él, poniéndose en manos del señor patriarca para el servicio de Cristo, hicieron profesión de querer vivir perpetuamente siguiendo la costumbre de las reglas de los canónigos, observando la castidad y la obediencia y rechazando toda propiedad. Los primeros y principales de entre ellos fueron dos hombres venerables, Hugo de Payens y Godofredo de Saint-Omer”
Otro historiador, (esta vez en el S XIII), Jacobo de Vitry, que fue obispo de Acre, nos cuenta asimismo ese acontecimiento en su “Historia orientalis seu hierosolymitana” . Este, nos añade algún dato más que el anterior:
“Se comprometieron a defender a los peregrinos contra los bandidos y ladrones, a proteger los caminos y a constituir la caballería del Rey Soberano”
“Observaban la pobreza, la castidad y la obediencia según la regla de los canónigos regulares..”
Al principio no fueron más que nueve... y durante nueve años, se vistieron con ropas seculares... ”
“Y como no tenían iglesia ni lugar en que habitar, el rey les alojó en su palacio, cerca del Templo del Señor... y por esa razón se les llamó más tarde –templarios.“
Tenemos ya de entrada un problema para situar la fecha de inicio de la Orden o de presentación ante Balduino II. Algunos historiadores abogan por 1118 y otros por 1119. Dado que las crónicas son posteriores, y conociendo que el viaje a Europa de Hugo de Payens se produce en 1127, tomamos la de 1.119 ya que entre uno y otro pasan esos nueve años.
De todas formas, no se nos escapa que sus actividades se iniciaron mucho antes.
Hugo de Payens nació en Troyes, se supone que alrededor de 1.080. Fue oficial de la casa de Champagne y participó en la primera cruzada como responsable de las huestes del conde de Blois y de la Champagne. Se casó y tuvo un hijo “Teobaldo”. Falleció el 24 de mayo de 1136 siendo maestre del Temple.
Los caballeros fundadores de la Orden fueron, según la crónica:
Hugo de Payens
Godofredo de Saint-Omer
Godofredo Bisol
Payen de Montdidier
Archembaud de Saint Aignant
Andrés de Montbard
Gondemar
Hugo de Champagne
Jacques de Rossal.
 
En todo el proceso de formación de la Orden tiene un papel importante de apoyo o incluso de incitación a su formación, el Rey de Jerusalem Balduino II. Efectivamente estuvieron residiendo en una parte de su palacio (las caballerizas) pegado a la mezquita de Al-Aqsa, precisamente encima de las ruinas del templo de Salomón. Algo más tarde, los monjes custodios del Santo Sepulcro, les ceden un terreno contiguo a esas caballerizas.
Durante esos nueve años, los nueve caballeros se ganaron una justa fama en la defensa de los peregrinos. Si nos atenemos a las crónicas, durante ese tiempo no aceptaron a ningún hermano nuevo, pero nos dice la lógica que la protección de los caminos, aunque fuera solamente el de Jaffa-Ramleh- Jerusalem precisaba de más hombres para que fuera de la efectividad que se dice tenían. Por ello podemos pensar que aunque no fueran más que nueve los caballeros, debían de tener una pequeña tropa regular de soldados a sus órdenes.
1.127 – Es en este año en que Hugo de Payens y cinco de sus caballeros, portando una carta de presentación de Balduino II a Bernardo de Claraval y financiando el rey de Jerusalem el viaje, regresan a Europa.
En esa carta se pide a la iglesia que de protección a ese grupo de hombres y les ayude a cumplir su misión. Misión que era la de dar a conocer la Orden entre la nobleza europea y reclutar hombres para la Orden y lo que es lo mismo, para la protección de Tierra Santa. Pero la más importante misión era la de obtener la protección de Bernardo de Claraval, que era también sobrino de Andrés de Montbard, para obtener la autorización eclesiástica para la fundación de la Orden y la aprobación de su “regla” de vida.
La “regla”, llamada después primitiva o latina fue redactada en Oriente, probablemente con la ayuda del patriarca Balduino II. Se basa en la regla agustiniana, que rige a los canónigos regulares del Santo Sepulcro de Jerusalem pero discrepa de la misma en cuanto la del Temple hace referencia a la doble condición de monjes y de soldados, cosa impensable entre los seguidores de San Agustín.
Esta regla, de la que se dice que la última versión, antes de presentarse al concilio fue realizada por Bernardo de Claraval, fue escrita en latín, contaba con sesenta y ocho artículos y una introducción que resaltaba la dimensión de religiosos, de los monjes - soldados:
“ A vosotros, que habéis hecho voluntaria renuncia de vuestras voluntades personales, que prestáis servicio de caballería al Rey con armas para la protección de vuestras almas, velad en un sentido universal al escuchar maitines y todos los servicios, según se establece en el lugar canónico y lo que dicten los maestres regulares de la santa ciudad de Jerusalem...”
1.128. - Contando con el apoyo de San Bernardo, el Maestre consigue que el Papa Honorio II convoque un concilio que autorizará eclesiásticamente la orden ya fundada.
Pensemos que en aquel tiempo, la convocatoria de un concilio no era tan inusual como en la actualidad. En aquel mismo año se celebró otro en Arras y tres años antes se habían celebrado cinco, pues después de la solución a la “querella de las investiduras” hacía falta ir precisando y solucionando los puntos de conflicto entre la Iglesia y el poder temporal.
El 14 de enero dan inicio las sesiones del concilio de Troyes. Asisten un cardenal (Mateo de Albano)que preside el concilio como legado papal en Francia, dos arzobispos, (los de Reims y Sens con sus obispos sufragáneos- 10 en total-), 6 abades, (los de Vézelay, Cîteaux, Clairvaux -San Bernardo-, Pontigny, Troisfontaines, Molesmes ), algunos personajes laicos tales como Teobaldo de Blois (conde de Champaña), Andrés de Baudement (senescal de champaña) el conde de Nevers y por supuesto una gran cantidad de clérigos del Cister que impulsó las ideas reformistas y cuya asistencia fue altamente positiva para llevar a buen fin la aprobación de la regla.
1.130. - Después del concilio se dedican a recorrer Europa en busca de caballeros y donaciones para la Orden. Consiguen importantes dádivas de la mayoría de las casas reinantes y establecen las bases de las provincias templarias en el continente, Inglaterra y Escocia. Antes de partir hacia oriente, lo que harán en compañía de Fulco de Anjou, que viajaba a Palestina para desposarse con la heredera del reino, Payens nombra a Payen de Montdidier “maestre de Francia” y este último se dirige a París mientras los demás parten a Tierra Santa. El balance de lo obtenido es muy positivo. En hombres, más de trescientos caballeros son los que se embarcan. En donaciones, además del oro se han conseguido los “relief” de importantes feudos y la propiedad de iglesias, derecho de limosnas de determinadas iglesias en días estipulados, granjas y lugares. En prestigio, se puede decir que tanto la iglesia como los poderes seculares conocen ya la nueva milicia.
En ese mismo año, escribe Bernardo de Claraval su “De laude novae militiae” (aunque algunos autores sitúan el texto entre los años 1130-1136). En ese elogio, según dice el mismo Bernardo de Claraval, largamente solicitado por Hugo de Payens, intenta conciliar la idea del monje y del guerrero en una sola persona y a la vez y de forma muy audaz, cruza el umbral de la llamada “guerra justa” en la cual se combate por el bien común a la “guerra santa” en la cual se combate en nombre de Dios.
“Un Caballero de Cristo es un cruzado en todo momento, al hallarse entregado a un doble combate: frente a las tentaciones de la carne y la sangre, a la vez que frente a las fuerzas espirituales del cielo. Avanza sin temor, no descuidando lo que pueda suceder a su derecha o a su izquierda, con el pecho cubierto por la cota de malla y el alma bien equipada con la fe. Al contar con estas dos precauciones, no teme a los hombres ni a demonio alguno. ¡Moveos con paso firme, caballeros y obligad a huir al enemigo de la cruz de Cristo! ¡ Tened la seguridad que ni la muerte ni la existencia os podrán alejar de su caridad! ¡Glorioso será vuestro regreso de la batalla, dichosa vuestra muerte, si ocurriera, de mártires en combate! “
1136 - El 24 de mayo fallece Hugo de Payens. Le sucede Roberto de Craón, llamado “El Borgoñés”, un noble proveniente de Anjou.
Si con Hug de Payens se crea la Orden y se da a conocer entre la nobleza y el clero europeos, con Robert de Craón se consolida, se crea una base sólida y estructura para poder gobernarla con eficiencia. A lo largo de su maestrazgo muestra dotes de líder hábil y diplomático. Tiene la sensatez de renunciar a la herencia de Alfonso I de Aragón y consigue importantes privilegios de la Iglesia.
1139 - (29-03) Se promulga la bula “OMNE DATUM OPTIMIM” que fue la “carta magna” de la Orden. En ella, Inocencio II libera al Temple de toda sujeción a la autoridad eclesiástica, excepto la del Papa y concede además otros importantes privilegios:
· Les permite conservar el botín tomado a los sarracenos
· Sitúa la Orden bajo la tutela exclusiva de la Santa Sede, de forma que únicamente dependerá e la autoridad del Papa
· Reseña que la autoridad de la Orden recae en el Maestre y sitúa la “casa capitana” en Jerusalem.
· Estipula que se debe de tener la condición de hermano profeso para ser elegido maestre y que la elección deben de realizarla “todos los hermanos juntos o por lo menos los más juiciosos de entre ellos”
· Prohibe modificar “la regla”. Solamente el maestre, con la venia del capítulo ostentará esa facultad.
· Prohibe que se exija a la Orden ningún tipo de servicio u homenaje feudal.
· Prohibe que los que abandonan el Temple sean admitidos en otras ordenes, salvo con la autorización del maestre o del capítulo.
· Confirma la exención de diezmos y el disfrute de los recibidos, con el consentimiento del obispo.
· Les autoriza a tener sus propios capellanes, quedando estos fuera de toda jurisdicción diocesana.
· Concede a la Orden la facultad de construir oratorios en lugares anexionados al Temple, para orar y ser enterrados allí.
1140 - Es probablemente el año en que se produjo la traducción de la regla Latina, al francés. Esa traducción se realizó con algunas modificaciones sustanciales:
· Se suprime el periodo de prueba o noviciado, excepto para los capellanes.
· En su artículo 2º “De los hermanos excomulgados” , el traductor sustituye “ubi autem milites non excommunicatos congregare audient...”, justamente por el texto contrario “Allá donde conocierais que están reunidos caballeros excomulgados, allá os mandamos que vayáis”. Del resto del artículo se evidencia que no se trata de un error de transcripción, sino que el cambio fue realizado con toda la intención.
- Los templarios obtienen la ciudad de Gaza y la fortaleza de Safed, en Galilea
1144 - La bula “MILITIS TEMPLI” les concede el beneficio de hacer colecta una vez al año en cada iglesia secular.
- Cae en manos del Islam, el condado de Edesa, en Tierra Santa. Es el hecho que desencadena la II cruzada.
1145 - La bula “MILITIA DEI”, dirigida a los obispos, les notifica la autorización al temple para construir sus oratorios.
1147 - Eugenio II asiste al capítulo general de la Orden, en la nueva casa de París, estando presente el Rey de Francia, el arzobispo de Reims y diversos prelados. Se reunieron 130 caballeros de la Orden. En esa reunión, realizada precisamente para preparar la cruzada, es donde el Papa concede al Temple la cruz en el manto, “en el lado izquierdo por encima del corazón”. Los cronistas no dan más detalles de la cruz, salvo que era de tela, cosida en el manto y “... los del temple la llevan sencillamente bermeja...”
1149 - Fallece Roberto de Craon. Le sucede Everardo de Barres, el cual parte para Francia en compañía de Luis VII que asimismo regresa de la cruzada
1150 - De Barres preside un capítulo en París (14-05-1150) . Andrés de Montbar, Senescal de la Orden, le escribe una carta anunciándole la muerte de Raimundo de Antioquía y le reclama en Jerusalem.
1151 - En lugar de regresar a Tierra Santa, De Barres decide buscar una vida más tranquila y se retira al monasterio cisterciense de Cîteaux. El temple reclama su vuelta en varias ocasiones, sin resultado. Fallece el 25-11-1174 en el mismo monasterio. Bernad de Tremelay es Maestre del Temple. Diversas fuentes citan también a Hugo Jofre como Maestre.
1153 - En el sitio a la fortaleza de Ascalón, fallece Tremelay. El nuevo maestre es André de Montbart, de la familia de Bernardo de Claraval.
1156 - (17-01)Fallece Andrè de Montbard. Le sucede Bertrand de Banqueford. En este tiempo, el nº de templarios llega a 20.000 y sus rentas a 40.000.000 de francos. 
1160 - La bula “DILECTI FILII” obliga al clero secular a aceptar la cuarta parte de la donación testamentaria (en lugar de la tercera, como venía siendo habitual), por parte de quienes deseaban ser enterrados en cementerios templarios.
1163 - Queda estructurada la organización de la Orden, a través de los “Retraits”. Constaban de 675 artículos y se agregaron a la “Regla” de la Orden. Definían la vida conventual y el estado jerárquico, regulaban los capítulos, la elección de Maestre, y los castigos y penitencias para las violaciones de la regla. Asimismo fijaban la forma de admisión de los aspirantes.
1169 - Es elegido Maestre Felipe de Mailli (o de Naplusia).
1171 - Se produce la renuncia del maestre F. De Mailli. Es elegido Odón de Saint Amand, que había sido mariscal del Reino de Jerusalem. Este último fue hecho prisionero por Saladino, en Sidón y muere en cautividad, en Damasco en 1179.
1179 - Es Maestre, Arnoldo de Torroja. Que había sido Maestre de Cataluña y Aragón.
1181 - El Papa amonesta a templarios y hospitalarios por sus continuas rencillas y luchas internas.
1185 - Fallece Arnoldo de Torroja y le sucede Gerard de Ridefort.. Es posible que entre los dos fuera Maestre Frai Terrico.
1187 - El sultán Saladino derrota a los cruzados en la batalla de Hattin. Mueren en la contienda 200 templarios. Se pierde la ciudad de Jerusalem.
Cae San Juan de Acre. El Temple se instala en Chipre. Gregorio VIII llama a la III Cruzada.
1189 - (04-10) Muere G. De Ridefort intentando reconquistar Acre. En manos cristianas, en Tierra Santa quedan unicamente Tiro, Tripli y Antioquia.
1190 - Es Maestre Robert de Sable, natural de Anjou.
1191 - Reconquista de Acre. Los Templarios vuelven a su establecimiento principal.
1192 - (05-04)El Temple abandona el castillo de Nicosia y toda la isla de Chipre.
1193 - Muere R. De Sablé. Gilbert Erail le sucede. Había sido Maestre de Provenza.
1198 - Ponce Rigaldo Maestre. Había sido Maestre de España.
1200 - La red de establecimientos dentro de Europa proporciona servicios financieros fiables, honrados y eficaces a los gobernantes, incluso a los reyes de Inglaterra y Francia.
1201 - Felipe de Plaissiez es Maestre.
1208 - Inocencio III hace reproches al Temple.
1209 - Guilaume de Chartres, Maestre.
1210 - El Temple ataca el castillo de Khawabi, de la secta de los assasins.
1218 - Se entrega a la 0 el Châtel Pélegrin.
1219 - Muere Chartres en Damieta. Le sucede Pierre de Montaigú, que fue preceptor de Jaime I, en Monzón.
1229 - La 0rden se enfrenta a Federico II que intenta sin éxito tomar Acre.
1230 - (1230-1235) Estatutos jerárquicos (usos y costumbres).
1232 -Armand de Perigoud, Maestre. Negocia con el sultán de Damasco la restauración del culto cristiano en Jerusalem.
1244 - Richard de Bues, Maestre. Muere Armand de Perigoud y 312 caballeros en la batalla de Herbiya. Perdida definitiva de Jerusalem.
1247 - Guillaume de Sonnac, Maestre.
1249 - (06-06) Batalla de Damieta.
1250 - Batalla de"Mansurah" . Luis IX y el Temple sufren una impresionante derrota. En la retirada muere de Sonac (05-04). Le sucede Reinaldo de Vichiers, preceptor de Francia y Mariscal de la Orden El temple tiene 20.000 miembros.
1256 - Muere Vichiers. Thomas Berard Maestre.
1257 - (1257-1267) Consideraciones (ceremonias) .
1267 - Profesa Jacobo de Molai.
1271 - El sultán de Egipto, Baibars captura el Krak de los Caballeros, de la Orden del Hospital.
1272 - Muere Bérard. Le sucede Guillaurne de Beaujeu
Entre los dos es posible que fuera Maestre Wilfredo de Salvaing.
1274 - El concilio de Lion intenta la unión entre templarios y hospitalarios.
1285 - Es coronado Felipe IV, rey de Francia.
1287 - Se pierde Trípoli. .
1291 - Se pierde San Juan de Acre, ultima ciudad cristiana en Tierra Santa.
De Beaujeu muere en el combate. Thibau Gaudín le sucede
1294 - (¿1292/1296?) J. De Molay es Maestre.
1299 - Expedición templaria a Egipto.
1303 -Se pierde la isla de Rouad, frente a la fortaleza de Tortosa.
1304 - Conclave de Perusa. Surgen las primeras acusaciones contra el Temple
1305 - (14-11) Clemente V (Beltrán de Got) es coronado Papa en Lyon.
Propuestas del Papa para unificar las ordenes militares.
1306 - Clemente V ordena venir desde Chipre a J. De Molay.
1307 - A primeros de año llega De Molay a Paris.
- (14/09) . El Rey de Francia envía a los jueces cartas selladas con la orden de arresto.
- de los templarios por “presunciones y violentas sospechas” originadas por la “denuncia” de Esquieu de Floryan.
- (14/10). Se difunde en Paris el manifiesto real y se ejecuta la orden de arresto. La acusación es de apostasía, ultraje a Cristo, ritos obscenos, sodomía e idolatría.
- (19/10 al 24/11).Se procede a los interrogatorios. De los 138 interrogados, 36 mueren por torturas.
- (27/10). Clemente V protesta ante Felipe de Francia por el arresto.
- (22-11). La bula PASTORALIS PRAEMINENTIAE, de Clemente V ordena a los príncipes cristianos que arresten a los templarios. El cambio de actitud se debe, acusaciones.
1308 - (25/3) El rey de Francia convoca los Estados Generales y exige que los templarios sean condenados. (26/5) Felipe El Hermoso se desplaza a Poitiers para entrevistarse con el Papa .(27/6 al 1/7) 72 templarios comparecen ante Clemente V. El Rey mantiene la custodia de los bienes, pero la de las personas pasa a la Iglesia. (12/8) Se nombran comisiones eclesiásticas bajo la autoridad del obispo de cada diócesis.
1309 - (8/8) Abre las sesiones la comisión eclesiástica de París, un año después de su constitución.
(26/11) Comparece ante la comisión J. De Molai.
1310 - (11 de mayo) Concilio provincial en Sens - 45 templarios revocan sus confesiones, son acusados de "relapsos". Son quemados al día siguiente.
1311 - (5 de junio) la comisión episcopal da por terminados sus trabajos, coincidiendo en que no se puede condenar a la Orden sin haber oído públicamente su defensa. (16-10) Apertura del Concilio de Vienne.
1312 - (20-03)Felipe se persona en el Concilio de Vienne.
(22/3) supresión sin condena. Vox in excelso. En Escocia no se promulga dado que el Rey Robert de Bruce estaba excomulgado.
(2-5) La bula Ad Providam distribuye los bienes del Temple.
1313 - Bulas papales para que los reconciliados fueran recibidos en monasterios.
1314 - (18/03) Sentencia contra Molay y signatarios (19/03) Muere en la hoguera Molay y Charnay.

En las demás provincias del Temple las reacciones fueron diversas siendo que en ningún caso se llegó a la violencia de Francia. En Aragón, por el concilio de Tarragona, fueron absueltos pasando a diversas órdenes, principalmente a la de Montesa como asimismo en Castilla-León. En Portugal, el rey Dionis creó una nueva orden y se les permitió pertenecer a la misma (Orden do Cristo); en Alemania, en que por el sínodo de Maguncia se dictó sentencia absolutoria, los caballeros se dispersaron siendo acogidos en su gran mayoría por la orden Teutónica; en Italia se entendió la inocencia de la Orden pese a haberse utilizado tortura en las confesiones; en Inglaterra se condenó a los templarios a guardar penitencia (concilio de Londres), pero no hubo violencia y en Escocia nunca llegó noticia alguna de la disolución de la  Orden ni condena para los pertenecientes a ella. 

Cuenta la leyenda, que en la misma pira crematoria, Jacques de Molay proclamó su inocencia y la de la Orden, y emplazó ante el «Juicio de Dios» al Papa Clemente V al cabo de un mes y al Rey Felipe el Hermoso en el plazo de un año. El Papa murió a los cuarenta días y el Rey en ocho meses.

A la suspensión de la Orden, se produce un reagrupamiento de los Templarios en dos niveles: Aquellos cuya pública actividad es conocida y vinculada a otras órdenes militares, y aquellos que intentan mantener la  estructura original de la Orden en la clandestinidad.
 
A la larga es esta última decisión la que permite la supervivencia de la Orden del Temple hasta nuestros días.  Indudablemente hay un período oscuro que dura un par de siglos en que los Templarios deben defender su tradición en secreto.. Pero la Orden subsiste, dadas circunstancias indubitables en la historia universal, como es el periodo de los escubrimientos gracias a la cartografía y la experiencia en la navegación de los Templarios, la persistencia ininterrumpida de la Orden en Escocia, cuya fuerza se manifiesta en su apoyo a la dinastía Jacobita, en defensa de su independencia y ya en el siglo XVII, en Francia, con la formación de la "Garde Eccosse" organizada para la protección del Rey de Francia.
La clandestinidad termina con la proclamación de los Estatutos de 1705 y el Maestrazgo de Luis Felipe de Orleáns. De aquí en adelante la Orden ya no se oculta y son notables los hechos históricos y sociales de grande y menor envergadura en los cuales se encuentran envueltos los Templarios, como su evidencia en la Revolución Francesa, en el Imperio de Napoleón I y en el de Napoleón III, la independencia de Grecia y, por último, su participación en la resistencia para la liberación de Francia durante la II Guerra Mundial. Son algunos de los hechos destacables a lo largo de casi 700 años.
Paralela a la actividad social de la Orden, se desarrolla durante todos estos siglos un gran impulso cultural y científico-cultural. Los Templarios llevan a cabo una vida silenciosa dedicada al estudio y perfección de la vida espiritual, tanto individual como colectiva. Sus consecuencias se conocen a través de las diversas obras y trabajos que los eruditos reconocen como una seria contribución a la base cultural de la humanidad.
Hoy nuestra Orden se encuentra fuerte y bien establecida, pudiéndose destacar a través de Prioratos, Encomiendas y Preceptorías que se extienden desde el sur del Pacífico -Grandes Prioratos de Australia y Nueva Zelanda- hasta el norte y sur de América y prácticamente toda Europa desde la línea del Oder-Neisse hacia Occidente. Constituye una fuerza espiritual, moral, intelectual y social en todos los países donde se encuentra.
Por último, cabe destacar y repetir que la existencia de todos los grupos templarios vinculados a la O.S.M.T.H. se encuentran legalmente organizados de acuerdo con la legislación nacional de cada país.
 
 ORGANIZACION, GRADOS E INSIGNIAS
Estructura Orgánica
La Orden Soberana y Militar del Temple de Jerusalem (O.S.M.T.J.) se encuentra constituida por prioratos autónomos establecidos en diversos países del mundo.         Son miembros de la misma las estructuras orgánicas de la Orden que con variado nivel, están asentadas en diversos estados o zonas territoriales. No es pues posible pertenecer a la Orden a titulo individual, sino que el ingreso deberá propiciarse necesariamente en una Encomienda o Priorato legalmente establecidos. El Gran Priorato de España de la O.S.M.T.J. esta constituido como una asociación de acuerdo con la legislación española, e inscrito en el Ministerio del Interior, organismo al que debe rendir cuentas de sus actividades económicas - por tratarse de una organización sin fines de lucro - y de aquellos actos que puedan producir efectos jurídicos. Tal es el caso de la elección de Oficiales de la Orden o de la reforma de los estatutos.  En estos estatutos, la Orden tiene fijados sus propios fines donde puede leerse, entre otros los de:
«Promover virtudes cristianas, defender el orden social, practicar obras de misericordia, de beneficencia y caridad. Propagar las nobles tradiciones de la antigua caballería. Patrocinar los estudios históricos, heráldicos y genealógicos, particularmente en relación a la antigua tradición templaria, etc., etc.»
Una de las formas de cumplir con los fines que señalan a la Orden tanto sus "Reglas Originales", como los estatutos vigentes, es el estudio de temas templarios y su difusión. Esta labor se lleva a cabo con la colaboración de profesos y profesas, así como por personas especializadas e interesadas en los temas del Temple. Los trabajos se canalizan a través del Instituto Campomanes de Estudios medievales o se difunden a través de la revista "TEMPLE".

GRADOS E INSIGNIAS DE LOS MIEMBROS
En el Temple existen los siguientes grados:
· Escudero - postulante
· Sargento - novicio/a
· Caballero o Dueña de Capítulo
· Caballero o Dueña Profeso
· Comendador/a
· Gran Oficial
· Prior
· Prior General
Escudero - postulante
Es aquella persona menor o mayor de 18 años, que está interesada en participar en las actividades de la Orden con la idea de postular posteriormente su ingreso en la misma. Es norma que todo postulante a ingresar en la Orden sea entrevistado personalmente, en una o más ocasiones por el Prior, o por algún otro Oficial del Consejo Prioral antes de que reciba el «placet» de su ingreso.
Sargento - novicio
Es aquella persona, mayor de 18 años que estando interesada en profesar, aún no se considera suficientemente preparada, bien por estimación propia, bien porque así lo estimen los Oficiales de la Orden.
Esta fase de preparación del candidato es dirigida por el Preceptor, que orientará personalmente o delegará esta función en algún otro Oficial especialmente designado al efecto.
El Sargento-novicio, una vez aceptado su ingreso en la Orden, adquiere los derechos y contrae las obligaciones correspondientes a su status.
La insignia o distintivo de los Sargentos consiste en la Cruz del Temple.
 Caballeros o Dueñas de Capítulo
Quienes habiendo ascendido de Sargentos, o habiendo sido admitidos directamente por el Consejo Prioral al haberse valorado positivamente su documentación y circunstancias, se encuentran pendientes de la celebración de su Investidura e iniciación. Al realizarse ésta, pasarán a ser Caballeros o Dueñas Profesos.
En los actos oficiales usan dalmática negra proporcionada por el propio priorato.
La insignia de los Caballeros y Dueñas Profesos es la Cruz Coronada.
En los actos oficiales, los pertenecientes a este grado llevan el Manto Blanco con la Cruz roja del Temple en el costado izquierdo, birreta los Caballeros, peineta y mantilla las Dueñas y guantes blancos.
Comendador/a
Es aquel Caballero o Dueña profesos que ha ascendido a este grado por decisión del Consejo Prioral. El distintivo es la Encomienda de plata y la banda negra.
Gran Oficial
Es el comendador que ha ascendido a ese grado por decisión del Consejo Prioral. El distintivo de grado es la Cruz Coronada con trofeo militar.
Prior
Es aquel Caballero o Dueña que el Consejo Prioral ha estimado debe ascender a ese grado. El distintivo es la Encomienda de oro y la banda roja
Los miembros del Consejo Prioral son:
Para acceder al Consejo Prioral debe ostentarse, al menos, el grado de Comendador. El Consejo Prioral lo forman los responsables de algunos de los diferentes departamentos organizativos en que se divide el Gran Priorato de España y actualmente son:
· El Prior General
· El vice - prior
· Senescal
· Canciller
· Arcarius (Tesorero)
· Preceptor
· Cronista
· Maestro de Ceremonias
· Limosnero

 

INFORMACION PARA NEOFITOS
El ingreso en la Orden, se realiza básicamente mediante la invitación que ésta hace a través de alguno de sus miembros; en cuyo caso, el padrino o presentador asume la responsabilidad de los antecedente de su apadrinado. Puede también suceder que algunas personas, por su propia iniciativa, se pongan en contacto con la Cancillería con el deseo de formalizar su ingreso. En cualquiera de los casos, habiéndose realizado las entrevistas personales de rigor por el Prior o su delegado y oído el parecer del Preceptor, la Cancillería envía al solicitante una serie de impresos que, una vez cumplimentados por el interesado, deberán ser devueltos junto con tres fotografías tamaño carnet.

La documentación que se envía contiene:
- La solicitud de ingreso
- Un impreso para redactar el curriculum vitae
- Un impreso para redactar por el candidato (máximo 2 páginas) un resumen de sus conocimientos sobre la Orden.
- Un impreso para que el candidato (máximo 2 páginas) realice su autoanálisis.

Es de advertir que toda la documentación es absolutamente confidencial y a ella no tienen acceso más que los altos Oficiales de la Orden, los cuales actúan bajo el juramento de la no difusión de su contenido. Por otra parte, en caso de que la información fuera incompleta o se detectara la falsedad en los datos proporcionados, se procederá a la incoación de un expediente por el Senescal de la Orden. Una vez en poder de la Cancillería la documentación pertinente, se hace entrega de la misma al Consejo Prioral, órgano encargado de estudiar y resolver sobre la solicitud recibida. La decisión del Consejo Prioral será inapelable.  En caso de ser aceptado, el postulante recibirá una comunicación directamente en la que se le indicará el grado con que ha sido aceptado, es decir si como Sargento o como Caballero/Freira de Capítulo. Del mismo modo, se le informará de todo lo relativo a sus obligaciones respecto al sostenimiento económico de la Orden; cuota anual y coste de diplomas e insignias de grado. Es importante que el postulante sepa que el destino de las contribuciones económicas a la Orden del Temple está estrictamente controlado por la autoridad gubernativa y su objeto es precisamente promover los fines de la Orden.
Con posterioridad, el candidato aceptado como Sargento recibirá instrucciones relativas a la formación para su acceso al grado de Caballero de Capítulo y el aspirante aceptado como Caballero/Freira de Capítulo

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

 

 

 



 

Masones - La capilla francmasónica de la catedral del burgo de Osma

Escrito por adaro 19-02-2009 en General. Comentarios (2)

LA CAPILLA FRANCMASÓNICA DE LA CATEDRAL

DEL BURGO DE OSMA

 


Extraído del libro El Burgo de Osma y su Catedral. Guía para el ViajeroCurioso e Inquieto (Sotabur, Soria, 1996), de Ángel Almazán de Gracia ©.

 

Te mostraré ahora el neoclásico deesta catedral y te comentaré que esta catedral estuvo a punto de ser derruidaen el siglo XVIII tras el informe que sobre su deteriorado estado hizoHermosilla y el proyecto de Ventura Rodríguez que únicamente respetaba elclaustro y la torre barroca, sustituyendo la catedral gótica por unarenacentista con puerta principal hacia la Calle Mayor. Afortunadamente noprosperaría tal idea y fue el también gran arquitecto real de la Corte deCarlos III, Juan de Villanueva, el encargado de agregar a la catedral gótica laampliación neoclásica de la Sacristía Mayor y Capilla del obispo Palafox,eligiendo para ello como maestro de obras a Ángel Vicente Ubón, el arquitectodel nuevo ayuntamiento, designado por Villanueva aunque el Cabildo escogiótambién otro supervisor que acompañó al ¿masón? Ubón, si bien una vez fallecidoéste los inspectores reales en la capilla del Venerable Palafox fueron losarquitectos Sabatini y Bernasconi. Para hacer la girola en 1774 fue precisohacer desaparecer las capillas absidiales aledañas al crucero. El Burgo contabaentonces con 2.500 habitantes.

La Sacristía Mayor se construyó entre1770 y 1775. Es majestuosa. Impresiona a todos los visitantes. El materialprimario fue soriano: la piedra es de canteras de Ucero y la madera deTalveila. Las puertas se enviaron desde el Palacio Real de Madrid. En su cajafuerte se guarda el Beato de Osma: te lo mostrarán y darán lasexplicaciones tradicionales sobre su mapa mundi. Las cajonerías del ábside sonde nogal segoviano con bajorrelieves similares a la escuela de Rubens y susherrajes y bronces son londinenses; como de Inglaterra es el reloj de péndolareal "con muestras de horas, minutos, instantes, días, lunas, secretosy sonerías para las doce tocatas", según manifiestan Taracena yTudela. Hay también una mesa de mármol soriano de Espejón de pieza única (2´75x 1´18 m.). También verás un armario con cálices, un Lignum Crucis y unlavatorio aguamanil de polícromo jaspe y mármol soriano de Espejón, de 1779. Enla bóveda hay frescos barrocos concernientes a Santo Domingo de Guzmán-BeatoDiego de Acebes, Venerable Palafox y San Pedro de Osma, y sobrelas puertas las emblemáticas figuras de la Fe y la Caridad. En este recintopodrás comprar, entre otras cosas, diapositivas y libros concernientes a lacatedral y al renacimiento y manierismo en la diócesis de Osma-Soria.

La Capilla de Palafox, con acceso desdeel centro de la girola, es monumental. Me atrevo a insinuar que su diseñoarquitectónico y ornamental es masónico hasta en los más pequeños detalles,como lo es, por ejemplo, el triángulo divino con letras hebreas del fresco de LaTrinidad o La V alabanza del nombre de Dios que verás en el ábside ycuyo autor es el pintor real de Carlos III, Mariano Salvador de Maella. Estetriángulo luminoso, llamado delta en la terminología masónica, suele llevaren su centro un ojo abierto y muy raramente el nombre innombrable del diosjudío, Yahvé. La delta masónica "expresa la presencia en el templo delGran Arquitecto del Universo, cuando los trabajos se han iniciado según el ritoy `a su gloria´, fórmula secular", según desvela Robert Ambelain,quizás el gran maestre masón más leído en este siglo. En cuanto al nombrehebreo de Dios, el tetragránmaton JHVH (Yod-He-Vav-He), que esimpronunciable al carecer de vocales, los ocultistas dicen que es la clavekabalística de la llamada Palabra Perdida, que los masones identificancon el verdadero nombre de Dios, y que se revela ritualmente en la Masoneríadel Arco Real, de la Bóveda Sagrada o del Cuarto Grado (la esenciasuprema masónica). Ya en 1764 revelaba Lorenzo Dermott en su Ahiman Reson quela Palabra Perdida de Hiram, el mítico arquitecto del Templo de Salomón, es lapronunciación kabalística correcta del tetragránmaton. Según Hannah estaPalabra Perdida es Jah-Bul-On (Jah de Jahveh, Bul deBaal, y On de Osiris). Así que esta delta masónica y sus letras son,pues, el sello, la firma más evidente de que una obraarquitectónica se ha realizado bajo el simbolismo masónico.

Pero hay más. Como se sabe el simbolismomasónico es esencialmente kabalístico y conviene que sepas que los kabalistas(esoteristas judíos, y en Soria los hubo de gran importancia) consideran alSefer ha-Zohar (Libro del Esplendor) como la máxima expresión medieval dela Kabala. Pues bien, en este libro por encima de YHVH (Jehová-Yahveh) seencuentra En-Sof, llamado también Temir Micol Temerin (El Oculto delos Ocultos) y también Ilat ha-Ilot (La Causa de las Causas). En-Sofes superior a YHVH e iconológicamente se le representa encima suyo. Dirige,pues, nuevamente la mirada al triángulo del fresco y verás cómo esta delta estáenvuelta por una circunferencia protectora, símbolo por excelencia de En-Sof.Además, los ángeles que rodean al triángulo y circunferencia podríancorresponder a Olam Yetsirah, el mundo creado por En-Sof en elque habitan los nueve coros angélicos.

Incluso el nombre popular dado, Capilladel Venerable Palafox, podría ser críptico, puesto que en la masonería sedenomina Venerable al presidente de cada logia, siendo preciso antescomo requisito un mínimo de cinco años de Maestría.

Hay más datos: las logias masónicastienen una orientación similar a la capilla Palafox, es decir, de este a oeste,encontrándose en occidente la puerta principal en ambos casos. Flanqueando a lapuerta de las logias están las dos columnas cilíndricas rematadas en capitelque simbolizan a las columnas Jakin y Boaz de la entrada deltemplo de Salomón, sobre las cuales se apoya el gran triángulo. Curiosamentesucede lo mismo en la Capilla de Palafox.

Asimismo en las hornacinas de larotonda se encuentran pintadas imitando el mármol de Carrara las cuatrovirtudes cardinales, y según los textos masónicos transcritos por Walton Hannahy publicados por Ricardo de la Cierva, "pendientes de las esquinassuperiores de la logia hay cuatro cordones ornamentales que nos recuerdan lascuatro virtudes cardinales: es decir la templanza, la fortaleza, la prudencia yla justicia, el conjunto de los cuales, según nos informa la tradición, sepracticaba constantemente por la gran mayoría de nuestros antiguoshermanos". A su vez Fulcanelli califica a las cuatro virtudescardinales como "guardianas de la tradición y de la cienciaantigua", al mismo tiempo que insiste en que "conjuntamentecon la interpretación moral y cristiana de las virtudes cardinales, existe unasegunda enseñanza secreta, profana, de ordinario desconocida, que pertenece alámbito material de las adquisiciones y de los conocimientos ancestrales".

Hannah desvela igualmente que la salacentral de la logia tiene habitáculos secretos a los lados, y la capillaPalafox también los tiene. Igualmente dice el texto masónico que "laEstrella Rutilante o Gloria en el centro, nos conduce al Sol", y en elpavimento de la capilla -que recuerda por cierto a los laberintos de lascatedrales- hay una espléndida estrella oculta por los bancos, bajo la cúpulaceleste o solar.

G. Kubles estima que el esquema de lacapilla es paladiano. Pues bien, el teólogo y pastor James Anderson,coordinador de las llamadas Constituciones de Anderson o de los Francmasones,publicadas en 1723, y que fijarían la masonería especulativa internacional, eraun gran admirador del arquitecto italiano Pietro Andrea di Paladio, en el queveía un maestro de la masonería operativa.

La primera piedra de la Capilla dePalafox se colocó en 1772 siguiendo un viejo ritual de las cofradías deconstructores, de los que derivaría la francmasonería del siglo XVIII. En laépoca pagana era normal que se sacrificara a una persona cuando se construía unedificio importante. Posteriormente el sacrificado fue un animal y, pasados lossiglos fue reemplazado por alguna reliquia. Así aconteció con esta capilla,pues el mismo obispo Calderón fue quien colocaría la primera piedra que taparíaa un cajoncito de plomo con reliquias de San Pedro de Osma y estampasdel Santo Cristo del Milagro, de Santo Domingo de Guzmán y de la Virgendel Espino con sus aleluyas; estampitas similares era tradición arrojarlaspor los huecos de la bóveda de la capilla de San Pedro de Osma duranteel Sábado Santo.

Por otra parte, en cuanto al que fueraobispo de Osma Fray Joaquín Domingo de Eleta, nacido en El Burgo en 1707,inquisidor y confesor del aparentemente muy católico Carlos III, al queconvenció para que patrocinara la ampliación neoclásica de la catedral burgensey enviara a sus mejores arquitectos allí y para levantar el Seminario yel Hospicio, hay que reseñar que en su escudo aparecen una espada y unaescuadra que podrían ser masónicas. La espada era empleada por los Venerableso Maestros de logia en el rito de admisión de un nuevo neófito, y seponía cruzada sobre la puerta cerrada de la logia durante las reuniones o tenidas,por ejemplo. En cuando a la escuadra, joya de los Maestros de laGran Logia de Inglaterra (para Ferrer Benimeli es instrumento simbólico delgrado de compañero en España), es un símbolo masónico de la rectitudmoral.

¿Fue francmasón Joaquín de Eleta,arzobispo de Tebas, como parece que lo fue Juan de Villanueva? Lo ignoro. Esposible que sí, pues los datos que estoy dando lo sugieren, pero no me atrevo aasegurarlo. A este respecto bueno es que sepas que según el jesuíta José A.Ferrer Benimeli, del siglo XVIII se ha constatado "no solamente laexistencia de logias frecuentadas exclusivamente por sacerdotes y religiosos,sino incluso la presencia en la mayor parte de las logias europeas, en las quefiguran obispos, abades, canónigos, teólogos y toda clase de religiosos ysacerdotes, hasta alcanzar un total de más de tres mil".

La causa de canonización del VenerablePalafox que dinamizaron Eleta y Carlos III tenía, según algunos, variasfinalidades políticas, según expresa Bernabé Bartolomé:

"Su canoninación no sólo era parala cúpula de ilustrados en el poder la justificación ante el pueblo del procesode expulsión de los jesuitas y la victoria de las posiciones del obispo dePuebla, donde había estado antes de Osma, en su polémica con aquellos regularessino que el juego político llegaba hasta una posible proclamación del futurosanto como patrono de España, sacralizando, de algún modo, las teoríasilustradas del regalismo y del jansenismo a las que el obispo Palafox, ya en sutiempo, habría sido adicto".

 Sea lo que fuere, el hecho es queel pueblo llano de la época coreaba por las calles de las ciudades de España lasiguiente sátira:

 

¿Quiénes el Papa? Un fiero hereje

y elrey Carlos, un francmasón

puesaquesta es la razón

porquea Palafox protege..."

 

Carlos III fue un gran mecenas para lasartes, especialmente para la arquitectura, y estaba volcado personalmente ensus inquietudes religiosas católicas, pero su política internacional fue undesastre para España. Seguramente no fue masón nunca, pero estuvo rodeado demasones a los que otorgó su máxima confianza. El diputado nacional RamónNocedal, en un juicio muy polémico en el que defendía los escritosantimasónicos de un sacerdote valenciano en una querella presentada y defendidapor el Gran Maestre de la lógia masónica Gran Oriente Español hace pocomás de cien años, y que ganó Nocedal, dijo al respecto lo siguiente:

"Carlos III cayó por completo enpoder de la Masonería; sus primeros ministros, el irlandés Wall y los italianosGrimaldi y Esquilache fueron servidores ciegos de la política masónica; enprovecho de la Masonería universal gobernó a España Moñino, y arrancó antea aClemente XIV el decreto extinguiendo a la Compañía de Jesús; el conde deAranda, que por orden de las logias había expulsado a los jesuitas de España,fue fundador de un Oriente que hace poco aún existía; los principales ministrosy agentes de aquel tiempo estaban sometidos, como masones, ora a Inglaterra,ora a Francia, y como políticos oprimían, desquiciaban y envilecíanmasónicamente a España desde el gobierno, los consejos y embajadas..."

Más no hablaré más sobre la masonería,ni sobre la realidad o falsedad de acusaciones como las formuladas por RamónNocedal porque ni tengo suficiente información, ni sé sobre ello posiblementemás que tu, ni es este el lugar. Nocedal, por lo visto, era de los que creíanen la misteriosa conspiración masónica que muy pocos sostienen hoy día.Dejaré ya, pues, este tema tan espinoso y hasta ahora silenciado en el ámbitoburgense señalado, quizás por desconocido y perturbador, de ahí que me hayaalargado en ello. Quizás a ti también, como a mí, te haya provocado ciertoasombro todo ello y hasta una honda inquietud.

Concluiré, eso sí, señalándote que los jaspes son de laslocalidades próximas de Espejón, Cantalucia y Espeja. La estatua de laInmaculada la trajeron de Roma y la colocaron en el altar con autorizaciónpapal dada a Carlos III y en espera de cambiarla por una de Palafox cuando éstefuera canonizado. Además, el Papa autorizaría mediante una bula de 1785 "unaimposición sobre la mitra de Osma de 6.000 reales con destino a la construcciónde la capilla y la autorización de un impuesto sobre la venta de vino en ladiócesis con este mismo destino", según Bernabé Bartolomé. Te dirétambién que la cúpula parece ser que la proyectó Sabatini, corrigiendo algo aVillanueva.

 

 

 

Omar Daniel ADARO RODRIGUEZ

MM Resp:. Logia "Gral. José de San Martín Nº 441"

Ciudad de San Martín - Partido de San Martín

Provincia de Buenos Aires - República Argentina

 

 

 

 

 

 

Mozart, Wolfgang Amadeus

Escrito por adaro 19-02-2009 en General. Comentarios (0)


LA INSPIRACIÓN MASÓNICA DE MOZART

 

 

 

 

 

 

De la vida y obra de Mozart, nacido un 27 de enero de 1756, hace ahora 250 años, en la ciudad austriaca de Salzburgo, y que fallecería en Viena el 5 de diciembre de 1791, son muchos los aspectos que podrían estudiarse, como, por ejemplo, su prolífica obra, compuesta, según el Catálogo de Köchel, por 626 obras (entre ellas 18 óperas, 20 misas, 27 conciertos para piano y 49 sinfonías), a las que habría que añadir otras 178 obras que Alfred Einstein añadió con posterioridad como suplemento al primitivo catálogo.

Las corrientes de pensamiento y los acontecimientos de su tiempo influyeron profundamente en Mozart y entre las influencias que recibió, hay una tan interesante como desconocida: la de la francmasonería.

 

Aunque Mozart fue un ferviente masón solo durante los últimos siete años de su vida, sus contactos con la masonería, como veremos, vienen de lejos.


Mozart provenía de una familia estrechamente ligada a la masonería operativa, es decir, el arte de la construcción verdadera, propiamente hablando.

 

Su tatarabuelo, David Mozart, que vivió de 1620 a 1785, era albañil y maestro de obras en Augusta.

 

De sus cuatro hijos, el mayor murió prematuramente y el menor se hizo fraile; los otros dos siguieron las huellas del padre, haciéndose albañiles.

 

Franz fue el bisabuelo de Wolfgang (su hijo Johann Georg fue su abuelo).

 

El otro hermano alcanzó gran fama por su participación en la construcción de la casa de los banqueros Fugger.

 

Hay que precisar que en la familia de Mozart el oficio de albañil, junto al de encuadernador de libros, se mantuvo hasta finales del siglo XIX.

La Masonería del siglo XVIII, la que conocieron y vivieron Mozart y su gran amigo Haydn, así como otros ilustres músicos masones como Liszt o Beethoven, aparece como una reunión - por encima de las divisiones políticas y religiosas del momento - de hombres que creían en Dios, que respetaban la moral natural, y que querían conocerse, ayudarse y trabajar juntos, a pesar de la diferencia de rango social, de la diversidad de sus creencias religiosas y de su filiación a confesiones o partidos más o menos opuestos.

La masonería que vivió y conoció Mozart, la masonería del Siglo de las Luces o de la Ilustración, venía a ser una escuela de formación humana basada en el simbolismo, la filantropía y la educación.

 

Constituía una asociación cosmopolita de hombres diferentes por su cultura, religión, ideologías políticas y rangos sociales, pero que coincidían en el deseo común de perfeccionarse por medio de una simbología de naturaleza mística o racional y de la ayuda a los demás a través de la filantropía y la educación, practicando una amplia tolerancia religiosa, moral y política, y comprometiéndose en la lucha contra todo tipo de fanatismo y en la defensa de la libertad.

 

El francmasón de la Ilustración estará marcado por una doble finalidad: el perfeccionamiento del hombre y la construcción de la humanidad.

 

Doble objetivo que está íntimamente ligado, pues al desarrollarse el individuo también se desarrolla la humanidad, a través de un mutuo perfeccionamiento y de una continua interacción educativa, de la que, en muchos casos, no ha estado ausente la música.

 

Aunque el encuentro definitivo de Mozart con la masonería fue relativamente tardío, al ingresar en ella en 1784, a la edad de 28 años, fue a partir de entonces cuando escribió sus más célebres composiciones musicales masónicas.

 

Sin embargo, hay otras muchas obras de Mozart que, siendo de inspiración masónica, preceden a su propia iniciación, ya que desde su infancia tomó contacto con textos literarios masónicos a los que puso música.

 

Uno de estos fue An die Freude (A la alegría), un lied en FA mayor publicado en el suplemento musical de un diario vienés, en agosto de 1768.

 

Es un lied compuesto en Olmütz, en diciembre de 1767, por un Mozart adolescente y dedicado a la hija del doctor Joseph Wolff, médico masón, que acababa de salvar a Mozart de la viruela.

Poco después de este primer contacto de Mozart con la masonería, y ante la petición de otro masón y también médico, el doctor Franz Anton Mesmer, el joven compositor pone música, a principios de 1768, a una traducción del libreto deFavart: Bastien et Bastienne, opereta o parodia burlesca del Devin du Village (El adivino de la aldea) de Jean-Jacques Rousseau, escrita en 1752.

A los 16 años, en 1772, cuando estaba en Salzburgo al servicio del conde-arzobispo Hyeronimus Colloredo, puso música, no ya a un poema de inspiración masónica, sino a un verdadero texto ritual masónico, el Oh heiliges Band (O santa unión de hermanos).

 

El texto, de hecho, era un Lobgesang auf diefeierliche Johannisloge (Himno para la solemne logia de San Juan) del poeta Ludwig Lenz, inserto en la más antigua colección alemana de cantos masones, publicada en Altenburg en 1746.

 

Al año siguiente, en 1773, Mozart vuelve nuevamente a escoger a un poeta masón, el barón Tobías Philipp von Gebler, con quién volverá a encontrarse años después en su logia de Viena, La Verdadera Concordia.

 

Compuso la música para la puesta en escena de su drama heroico, Thamos, König in Aegypten, que es un vasto fresco pseudo-mitológico inspirado en la novela masónica francesa Sethos del abate Terrasson.

 

El encuentro definitivo y personal de Mozart con la masonería tuvo lugar en Viena, y en este caso el músico entró en la masonería de la mano del barón Otto von Gemmingen-Hornberg, Venerable Maestro de la Logia Zur Wohltätigkeit (La Beneficencia) fundada por él, el 11 de Febrero de 1783.

 

Mozart fue iniciado como aprendiz masón el 14 de diciembre de 1784, y con motivo de su iniciación se interpretó su cantata Dir, Seele des Westalls (A tí, alma del Universo).

 

Y fue elevado al segundo grado -el de Compañero- el 7 de enero de 1785, esta vez en la Logia 'La Verdadera Concordia', la más importante de Viena.

 

Al tercer grado, el de Maestro, Mozart fue finalmente iniciado el 22 de abril de 1785, en la Logia 'La Esperanza Coronada', para la cual escribió dos de sus composiciones masónicas más significativas: la cantata Die Maurerfreude (La alegría masónica) y la Maurerische Trauermusik (Música fúnebre masónica).

 

La política reformista del Emperador José II afectó también a la masonería, mediante la publicación de un edicto, el 11 de diciembre de 1785, por el que, entre otras cosas, decretó que solamente podía existir una logia en la capital de cada región.

 

Los masones se doblegaron a esta orden, y el 28 de diciembre las ocho logias de Viena se fusionaron en dos únicas logias, la Zur Wahrheit (A la Verdad) y la Zur neugekrönten Hoffnung (La Esperanza Nuevamente Coronada).

 

Para la inauguración de esta última, nueva logia de Mozart, éste escribió dos cantatas masónicas que fueron ejecutadas el 14 de enero de 1786: Zur Eröffnungder Loge (Para la apertura de la Logia) y Zum Schluss der Loge (Para la clausura de la Logia).

 

A finales de enero de 1786, parece ser que Mozart escribió el Adagio para dos clarinetes, dos corni di bassetto y un clarinete bajo.

 

El destino de estas composiciones parece destinado a la ceremonia de iniciación masónica del primer grado.

 

Desde esta fecha y hasta 1791, ya no encontramos ninguna obra fechada por Mozart y destinada a ser ejecutada en reuniones masónicas.

 

Finalmente, y dejando de lado su famosa ópera masónica La flauta mágica, nos vamos a encontrar todavía con tres obras de Mozart, ligadas a la masonería.

 

Se trata de la pequeña cantata alemana Die ihr des unermesslichen Westalls Schöpfer ehrt (Vosotros los que honrais al Creador del inmenso Mundo); la pequeña cantata masónica Das Lob der Freundschaft (Elogio de la Amistad); y un lied masónico, Lasst uns mit geschlungnen Händen (Enlacemos nuestras manos), el cual se convertirá en el himno nacional austriaco y que es el 'canto del adiós' que el movimiento scout tomó de la masonería británica.

 

 

El Diario Montañes  -  Luis Sánchez de Movellán  -  15-03-2006

 

 

  

Omar Daniel ADARO Rodriguez-Ogguier

 

 

http://adaro.blogspot.es/img/moroni1.jpg

 

Sumo Sacerdote

Sacerdocio Órden de Melquisedec

Iglesia de Jesucristo SUD

Barrio Munro - Estaca Bs. As. Norte

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

Maestro Masón

Rito Escocés Ant. y Aceptado

Resp. Logia "Gral. José de S. Martín Nº 441"

Ciudad de S. Martín - Partido de Gral. S. Martín

Provincia de Bs. As. - República Argentina