Adaro Omar Daniel

Mormones - Iglesia Mormona (SUD) en Uruguay

Escrito por adaro 02-12-2009 en General. Comentarios (11)

 

 

 

 

 

 

RELIGIÓN

Fieles a la vida mormona

Con menos de 200 años de historia suman 13 millones de miembros en el mundo; 90.000 viven en Uruguay.

 

Echan por tierra el prejuicio de que "todos" tienen dinero, se ayudan entre ellos y viven de acuerdo a su fe.

 

MIGUEL BARDESIO | GABRIELA VAZ

EL PAÍS

 

 

Todos los miembros de la Iglesia deben entregar cada mes el diez por ciento de su sueldo al obispo.

 

Es un mandamiento y "no se debe preguntar" qué se hace con él.

 

Domingo, 8:45 de la mañana.

 

Los fieles llegan a una capilla ubicada en el "Barrio 5", lo que el resto de los montevideanos conoce como El Prado.

 

Pero no solo eso los diferencia: son puntuales y todos, hasta los bebés, visten traje, corbata y camisa blanca o una pollera larga si son mujeres.

 

Se reúnen en el hall de la construcción, que parece un liceo, donde hay una cartelera de actividades, un pasillo con varias puertas de madera, pero no se ven cuadros, ni esculturas; las paredes son blancas.

 

Allí se saludan, se dicen "hermano", "hermana"; nadie se ofende si los llaman por su fe: mormones.

 

A las 9 comienza "la reunión" (el equivalente a una misa para los católicos).

 

Los mormones se dividen en grupos.

 

Hombres por un lado y mujeres por otro.

 

Jóvenes allá, niños por acá.

 

Cada cuadrilla tiene una especie de orientador, porque allí se estudia, tanto el Evangelio como El Libro del Mormón, un texto que narra la historia y enseñanzas de Jesús en América.

 

Ellos creen que el Mesías tuvo un pasaje por Estados Unidos.

 

Eso define a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IJSUD).

 

Eso y que profesan una religión presente en todos los ámbitos de la vida.

 

Si un miembro pasa hambre y no tiene empleo, pues la IJSUD cuenta con una bolsa de trabajo y lo que llaman el "Almacén del Obispo", donde se brindan comestibles a cambio de trabajar en él.

 

Si anda mal de amores, hay grupos de jóvenes solteros y solteras que hacen actividades en conjunto.

 

La fe también se paga: el 10% de lo que gana cada fiel debe ser donado a la Iglesia.

 

Para comenzar la historia hay que remontarse a 1820, en Estados Unidos.

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días nació con la idea de "recuperar" la institución original, creada por Cristo, que según ellos fue distorsionándose en los primeros siglos después de su nacimiento (ver servicio).

 

Actualmente, con menos de 200 años de historia, suman 13 millones de miembros en todo el mundo, número que casi equipara a la cantidad de judíos.

 

Poco menos de la mitad vive en Estados Unidos.

 

El resto está disperso por el globo; 90.000 residen en Uruguay.

 

Ser parte de la Iglesia mormona es bastante más que comulgar con una religión, "es una forma de vida", dice Iris Silveira, miembro y encargada de Relaciones Públicas del grupo en el país.

 

Basta mirarlos para entender parte de esa afirmación: sólo entran a las capillas o al templo formalmente vestidos (los hombres, de camisa y pantalón de vestir; las mujeres, de pollera a la rodilla), en la calle predican siempre de a dos, no fuman, no toman alcohol, té o café y, claro está, no aceptan drogas ilegales.

 

La existencia del "Almacén del Obispo" y de otras reparticiones de apoyo echa por tierra la idea de que "todos los mormones" tienen dinero.

 

Esa es una creencia alentada quizá por su forma de vestir, prolija, pero no deja de ser errada, señala el élder Juan Etchegaray, Setenta de Área de la IJSUD en Uruguay, lo que lo convierte en la autoridad máxima del grupo en el país.

 

"Nuestra obra no es selectiva. Estamos presentes de Carrasco a Bella Unión.

 

No podría encasillarse en un nivel social, hay de todo.

 

Quizá exista la impresión de que no tenemos pobres, y los tenemos.

 

Yo tengo una vecina que dice: `Ustedes se visten muy bien`.

 

Me puse a pensar y eso tiene que ver con lo que se enseña.

 

El domingo se usa una camisa blanca limpia porque es un símbolo de pureza, las mujeres no pueden ingresar al templo de pantalones, los hombres deben tener el pelo cortito, quizá eso nos da cierto perfil.

 

Es una actitud de vida. Pero no es un look mormón.

 

Si vas a buscar trabajo, no vayas de bermuda.

 

Hay gente que tiene una sola camisa blanca o una sola pollera y la usa para venir a la Iglesia el domingo.

 

Es una forma de presentarse delante del Señor y decirle: `Lo mejor que tengo es para ti`.

 

Es un acto de fe.

 

Usted puede entrar a una casa de mormones y va a ver limpieza, orden, libros.

 

Los agujeros son impresentables, los remiendos son honorables.

 

Es una actitud de dignidad".

 

No obstante eso, lo cierto es que las construcciones mormonas pueden dejar boquiabierto a más de uno.

 

El templo ubicado en Carrasco es una muestra.

 

Ese estilo arquitectónico, de grandilocuente simpleza, se repite en las 101 capillas que la Iglesia cuenta en el país.

 

Etchegaray reconoce que son llamativas y explica que es una manera de "contribuir al embellecimiento del lugar donde el edificio está establecido".

 

Para ilustrar la idea, ejemplifica: "Cuando serví en la misión en la zona de Córdoba, Catamarca y La Rioja (Argentina), compramos un terreno en Catamarca que era un basural, un desarmadero de autos.

 

Empezamos a construir una capilla y puedo asegurar que al año comenzaron a mejorar las casas de los costados.

 

Como consecuencia de que creamos un jardín, la gente creó los suyos y los empezó a cuidar.

 

O sea que, primero, hay una necesidad: precisamos un lugar donde reunirnos.

 

No hay lujos sino comodidades normales para que podamos estar bien.

 

Entiendo que quizá, comparado con un liceo (la mención es porque las capillas mormonas, además de la oración, tienen una función de enseñanza, con aulas incluidas) pueda parecer un lujo.

 

Pero tenemos lo esencial para funcionar".

 

Otra distinción de sus construcciones es que no poseen figuras religiosas, ya que los mormones no adoran imágenes.

 

Toda la infraestructura se mantiene con la ley del diezmo.

 

"Es un 10% de mis ingresos, que entrego al obispo mensualmente como familia, y él me extiende un recibo.

 

A fin de año tenemos una entrevista, yo le muestro todos mis recibos y él, todos los aciertos de mis aportes a la Iglesia".

 

Esto no significa que la institución "rinda cuentas" a los fieles.

 

"Quien dispone del Fondo General de Diezmos es la primera presidencia de la Iglesia.

 

Mi fe indica que es un mandamiento y que yo no debo preguntar.

 

Yo cumplo con lo que Dios me ha pedido.

 

La responsabilidad del uso (del dinero) es de otros", explica Etchegaray.

 

 

 

URUGUAY.

 

Para muchos, la primera referencia de los mormones será el recuerdo de una pareja de varones que va puerta por puerta intentando convencer a los dueños de casa de dejarlos pasar para así "predicar la palabra de Dios".

 

Ese es uno de los principales mecanismos de "captura" que posee la Iglesia.

 

"Nuestra manera de predicar el evangelio es uno a uno.

 

Nuestros misioneros visitan las casas y tratamos de hacer un contrato con la familia.

 

Es casi personalizado.

 

Fue mi caso: llegaron, me explicaron, me invitaron a ir a la Iglesia y en dos semanas estaba bautizado", cuenta el Setenta de Área uruguayo.

 

Él mismo reconoce que la expansión de la IJSUD en el país "no es explosiva", pero afirma que aumenta en forma segura.

 

 "Un crecimiento importante se da dentro de las familias de la Iglesia. Cuando nos casamos, con mi esposa éramos dos.

 

Ahora tenemos cuatro hijos, de los cuales tres fueron misioneros, mi yerno es obispo del barrio, un hijo trabaja con los jóvenes y mi hija enseña en una escuela".

 

También es posible convertir a familiares fallecidos.

 

Los mormones cuentan con un Centro de Historia Familiar, cuyo fin es armar el árbol genealógico de los miembros.

 

Mabel Etchegaray, encargada de este archivo, indica que, como la unidad es la familia, para ellos "no tiene sentido" casarse "sólo por esta vida".

 

"Sellamos a nuestras familias por la eternidad. Vamos haciendo toda la cadena familiar y lo ideal sería llegar hasta Adán".

 

Ella misma logró rastrear sus raíces hasta su tatarabuelo. "No pude ir más atrás, pero hay gente que lo logra".

 

Aún así, vale aclarar que también existen parejas en las que uno solo de los miembros es mormón.

 

"Hay respeto por la entidad familiar.

 

Por eso, los misioneros (cuando visitan las casas) piden permiso para hablar con el padre de familia.

 

Rara vez lo hacen sin su presencia, o al menos su autorización".

 

 

 

POLIGAMIA Y ABORTO.

 

Aunque los mormones se consideran cristianos, porque creen en Jesucristo (de hecho, suscriben la Biblia), muchos se oponen a catalogarlos como tales, al entender que varios de sus preceptos se oponen a la fe cristiana.

 

De acuerdo a la IJSUD, Jesús visitó América (Estados Unidos, para ser exactos) tras su resurrección.

 

Ese viaje es lo que se narra en El Libro del Mormón, el texto canónico del grupo.

 

"Mormón fue un profeta que compendió la enseñanzas que Cristo dejó acá.

 

José Smith recibió la visita de Moróni, el hijo de Mormón (ver servicio).

 

Si lo analizás, no se contradice con la Biblia, sino que se apoyan mutuamente", explican Rafael Maio, obispo del Barrio 5 (zona del Prado), y Mario Cerruti, presidente de la estaca Montevideo Oeste (la estaca equivale a una diócesis).

 

Sin embargo, sí existen divergencias en la interpretación.

 

Por ejemplo, para los mormones "los hombres serán castigados por sus propios pecados y no por la transgresión de Adán". Como explican Maio y Cerrutti, "creemos que ellos (Adán y Eva) no pecaron.

 

Fue una transgresión.

 

Para que comenzara todo el plan era necesario que ellos participaran de eso.

 

Si no lo hacían, ahora no habría nada.

 

Ellos comprendieron que era necesario entrar en ese nivel, más terrenal, para traer hijos al mundo y comenzar a desarrollarse".

 

Al igual que los católicos, los mormones están en contra del aborto, pero quedan abiertos a considerarlo en ciertas situaciones.

 

"Creemos que la vida es sagrada y nos atenemos a lo que enseñan las escrituras.

 

Solamente consideramos el aborto cuando se trata de una violación o si la vida del bebé está comprometida muy seriamente, desde el punto de vista científico.

 

Son casos concretos que se estudian.

 

Igualmente, concedemos a las personas que decidan según sus creencias.

 

No queremos imponer nuestras cosas", dice el élder Etchegaray.

 

Otro tema polémico en torno al mormonismo es la poligamia.

 

El tema tuvo a la Iglesia en el ojo de la tormenta hace unos años, cuando se hizo público que, en Estados Unidos, una secta que se autodefine como mormona acepta y ejerce esta práctica.

 

Si bien se dice que en la primera tradición de la doctrina esto era usual, se supo que la secta está conformada por un grupo de mormones escindidos de la IJSUD.

 

El tema fue removido en 2006 por la serie norteamericana Big Love, emitida por HBO, que contaba la historia de un hombre que tenía tres esposas.

 

Si bien los protagonistas no eran mormones, el programa recordaba que la poligamia está aceptada entre fundamentalistas de áreas rurales de Utah.

 

Para que no quepan dudas, Etchegaray aclara: "Si hoy día un miembro participara de la poligamia sería inmediatamente excomulgado.

 

Nosotros no participamos de eso en absoluto.

 

Hubo diarios que tomaron la noticia en bruto y la pusieron".

 

Es domingo, 12 en punto del mediodía.

 

Han terminado las dos horas de "clase", hubo un "recreo" y ahora todos los fieles están en el salón sacramental.

 

Aquí no hay fotos.

 

El obispo del Barrio 5 dirige este tramo final, donde los miembros que quieran pueden subir a dar testimonio.

 

Siempre terminan sus palabras con un "yo sé que esta es la Iglesia de Jesucristo".

 

"Yo sé...", lo reafirman cada vez y a veces emocionados.

 

El rito final: cada uno toma un trozo de pan y bebe de una copa, pero no de vino. Todos toman agua.

 

El dato: Una iglesia cristiana, nacida en EEUU

 

De acuerdo con los mormones, después de la crucifixión de Cristo la iglesia que éste había establecido comenzó a deformarse al punto que, pasados unos siglos, ya no se parecía en nada a la original.

 

Con la pérdida de esa autoridad, sobrevino un período que ellos llaman de "apostasía".

 

Eso duró hasta 1820, cuando un joven estadounidense de 14 años llamado Joseph Smith fue contactado por Dios, a través de visiones y otras experiencias, y siguiendo sus dictámenes inició la restauración de la iglesia original: la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

 

Habría sido a raíz de esas visiones que Smith logró recuperar "El libro del Mormón", donde aparece, entre otras cosas, un compendio de enseñanzas escrito por un profeta llamado Mormón, que Dios ordenó a Smith transcribir nuevamente.

 

El Libro relata la visita que Jesús habría hecho a América luego de su resurrección.

 

Si bien para los mormones se trata de un texto canónico, también creen en lo que dice la Biblia.

 

 

"No nos conocen mucho"

Desde sus inicios en el siglo XIX, el mormonismo ha sido muy criticado por religiones cristianas.

 

No obstante, hoy en día la relación con otras iglesias es "cordial", asegura el élder Juan Etchegaray.

 

Todo con sus matices.

 

 "Creo que en Uruguay no está instituida una relación más allá de las creencias.

 

Porque habemos muchas iglesias cristianas, pero quizá todavía no hemos alcanzado la madurez, la cintura necesaria, para relacionarnos bien.

 

De nuestra parte, tenemos vínculos con todos.

 

Cuando inauguramos el templo muchos vinieron, aunque algunos tienen pruritos.

 

En varios países, la iglesia se une para trabajar en causas comunes.

 

Aquí es más pueblerino, hay una distancia, no sé por qué.

 

Pero lo vamos a ir logrando", sostiene el Setenta de Área.

 

De todas formas, Etchegaray se anima a una autocrítica.

 

"Creo que en realidad no nos conocen mucho.

 

De pronto, no hemos sabido abrirnos a la comunidad.

 

Desde el exterior se nos ve como un grupo muy cerrado y no queremos eso.

 

Estamos trabajando en asuntos públicos y queremos mostrarnos.

 

Cuando alguien viene, le mostramos todo.

 

Lo único que no podemos hacer es ingresarlos al templo (se refiere a la construcción, ubicada en Carrasco, a la que, luego de ser "dedicada" por el profeta, solo tienen acceso los miembros de la Iglesia, que además llegan con una recomendación), pero todo lo demás está a la vista.

 

Igual creo que va desapareciendo esa percepción".

 

Cuando el templo fue inaugurado, y antes de que se "dedicara", ingresaron en él 25.000 personas para conocer las instalaciones, según cuenta el élder Etchegaray, incluidas figuras políticas como Luis Alberto Lacalle y Jorge Batlle, miembros de otras iglesias como el padre Julio Elizaga y varios periodistas.

 

Las cifras

90.000 Es la cantidad de miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) en Uruguay.

101 Es la cantidad de capillas que poseen los mormones en Uruguay, más casas alquiladas, según el élder Juan Etchegaray.

 

10% Porcentaje del sueldo que los miembros de la Iglesia deben ceder a la misma, de acuerdo con los estatutos de los mormones.

 

 

 

 

 

 

Mormones - Capillas Mormonas (SUD) ¿Como se construyen?

Escrito por adaro 02-12-2009 en General. Comentarios (18)

 

 

 

 

 

 

 

 

sábado 8 de agosto de 2009

 

"Capillas mormonas: Mejor que McDonald’s"

 

 
Un interesante artículo publicado en el portal mexicano ObrasWeb, donde se detalla la forma en que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días gestiona la construcción de sus capillas y templos, las características estructurales de estos, como se financia la construcción de edificios, la forma de trabajar con las empresas constructoras, como se define cuando y donde se contruye un edificio nuevo, entre otros datos.

 
El libro de vigilancia está lleno de nombres distintos, pero el motivo de la visita es el mismo: construcción.
 

En la sala de espera, los contratistas hablan entre sí y aguardan.

 

Cuando algún arquitecto sale, se percibe una pequeña ola de emoción.

 

Ésta sería una escena cotidiana en cualquier oficina de construcción, pero esta vez no se trata de una empresa sino de las oficinas centrales de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mejor conocida como iglesia mormona ).

 

En el lugar, una mujer gesticula y habla efusiva frente al jefe del departamento de arquitectura: “Los podemos hacer más pequeños, si usted quiere”, le dice ella, mientras el hombre mira con atención una de las pinturas que cuelgan en las paredes del lugar con escenas de pasajes de la vida de Cristo.

 

“Funcionamos como una empresa de construcción”, señala Nezahualcóyotl Salinas, director de propiedades de la iglesia.

 

Un letrero con la imagen de Jesús refuerza el mensaje: “En los negocios como en la vida, uno obtiene lo que negocia y no lo que uno merece”.

 

La expansión de la iglesia mormona, con 1.3 millones de feligreses en México y una tasa de crecimiento cercana a 10% anual, prácticamente se rige por leyes aritméticas.

 

“He trabajado para empresas como McDonald’s y Banco Santander, pero ninguna de ellas es tan perfeccionista en su planeación y en sus procesos como los mormones”, asegura el arquitecto Héctor Cárdenas, quien lleva 15 años trabajando con esta asociación religiosa.

 

El reto para los planeadores de la iglesia es organizar el sistema de construcción de las capillas para lograr que cada una tenga la capacidad necesaria para albergar a todos sus fieles.

 

Las capillas mormonas son el centro de su comunidad, se les conoce como barrios y tienen capacidad para congregar entre 80 y 200 personas.

 

“Ésa es más o menos la cantidad de gente que puede conocer el líder de la comunidad”, explica Salinas.

 

 

 

Barrios, los cimientos de la construcción


Antes de 2009, los mormones construían en promedio 60 nuevas capillas al año, ahora debido a la crisis económica el número se redujo a sólo 20.

 

Actualmente existen alrededor de 807 capillas en toda la República.

El valor de la obra es de 19,000 pesos por m2, muy por encima de los 8,000 pesos que cuesta en promedio una construcción residencial media alta.

 

La diferencia indica la gran calidad de los materiales y de la mano de obra que usan los mormones.

 

¿La razón? La misión de los mormones: ayudar a la salvación de las almas, lo que debe reflejarse en la arquitectura de sus capillas.

 

Y al ser edificios sagrados tienen que ser dignos de la divinidad.

 

El dinero que financia estas obras proviene de los diezmos que recauda la iglesia a escala internacional.

 

“No son muy buenos pagadores, pero sí son constantes”, afirma Cárdenas.

 

Para la construcción de sus capillas, los mormones siguen los prototipos de las oficinas mundiales de la iglesia en Salt Lake City, Utah, en Estados Unidos.

 

Son de tres estilos: el tradicional, el misionero y el colonial, con cuatro tamaños, para 100, 130, 170 y 270 personas.

Utilizan diseños modulares para ampliarlos conforme a las necesidades de la iglesia.

 

Y cada año los jefes de planeación revisan los planos para mejorarlos.

 

 

Divinos y sustentables


La construcción de cada capilla tiene varios elementos obligatorios:

 

un estacionamiento, cancha deportiva, áreas verdes, salón de eventos sociales con podio, un salón sacramental, aulas para estudio, pila bautismal y cocina.

 

El agua de la pila bautismal también la utilizan para regar las áreas verdes que, a su vez, están conformadas por vegetación nativa del lugar para que estén habituadas al clima y su mantenimiento no resulte costoso.

 

La cancha deportiva también se usa como estacionamiento cuando es necesario.

Cuidan todos los detalles, las rejas deben permitir la visibilidad de los edificios desde la calle.

 

Son de acero forjado, pero en climas corrosivos se utilizan tubos de PVC rellenos con cemento.

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es aspiracional, por lo que sus capillas deben representar lo que ellos entienden por una buena vida.

 

“Deben verse un poco mejor que su ambiente, sin ser ostentosas”, dice Hugo Arce, gerente de planeación de la iglesia.

 

Los mormones eligen el estilo que vaya mejor con el ambiente urbano.

 

Por ello, su mayor potencial de crecimiento está en las zonas populares de las grandes urbes.

 

 

Creced y multiplicaos


A la unidad de congregación más pequeña de los mormones se le llama rama y cuenta con alrededor de 25 personas.

 

Cuando se forma una rama, la iglesia mormona alquila una casa para usarla como centro de reuniones.

 

El gasto que se realiza en la adecuación de la casa corre por cuenta de ellos.

 

Por eso, siguen con gran atención las listas de asistencia para detectar qué tan rápido crecen sus comunidades.

 

Cuando una rama llega a 60 personas, la asociación religiosa compra un terreno de entre 4,000 y 5,000 m2.

 

Para la iglesia mormona, lo más importante es la funcionalidad de sus centros comunitarios.

 

Idealmente, el predio debe estar a menos de 30 minutos –en transporte público– de la capilla más cercana para garantizar la dispersión espacial de la iglesia.

 

Y también debe ser visible desde una importante vía de comunicación para llamar la atención de los peatones.

 

Durante el primer año compran el terreno, en el segundo diseñan la capilla y en el tercero la construyen.

 

Cuando la rama crece a 80 personas adquiere el tamaño necesario para convertirse en un barrio y así sucesivamente.

 

Para facilitar el proceso de ampliación, en los interiores de las construcciones se utilizan paredes plegables que se van anexando conforme su crecimiento.

 

La unidad básica de construcción es un eje de 3.05 por 11.52 metros.

 

Al momento de llegar a un prototipo para 170 personas levantan una segunda nave al lado del edificio, que se conecta por un pasillo cubierto.

 

Dentro de estos prototipos se construyen las oficinas de las unidades territoriales, que están conformadas por un conjunto de barrios y atienden a alrededor de 2,500 fieles.

 

Además de las ampliaciones, los mormones también dividen a sus comunidades y tienen horarios escalonados para que más de una comunidad pueda utilizar el mismo edificio al mismo tiempo.

 

Con la crisis económica, esta opción es la más popular, aunque, según ellos, sacrifican la comodidad de sus fieles.

 

Cuando una capilla llega a su capacidad máxima, aun con horarios escalonados, los mormones pueden dividir a la comunidad en dos barrios nuevos, uno de ellos se quedará con esa capilla y el otro se moverá a un nuevo predio para construir otra.

 

La nueva capilla también está sujeta a la misma dinámica y reglas de crecimiento.

El proceso de crecimiento de las ramas y de las divisiones define el crecimiento urbano de los mormones.

 

 

Ser multitask, el primer requisito


Por si fuera poco, los mormones también cuentan con un padrón de contratistas.

 

Para hacerlo contrataron a la firma Dunn & Bradstreet, que investigó el historial de los proveedores y detectó si tenían algún tipo de deuda.

 

El padrón está conformado principalmente por empresas que tienen la capacidad de construir alrededor de cuatro obras al mismo tiempo, pues “trabajamos con economías de escala”, comenta Salinas.

 

 

 

Todos en línea


Las adjudicaciones de todos los contratos de construcción de los mormones se realizan a través de licitaciones por outsourcing (subcontratación).

 

La compañía Aklara, especialista en licitaciones electrónicas, es la encargada del proceso.

 

Las licitaciones usan el modelo de subasta holandesa, es decir, la iglesia define dos cantidades: el monto presupuestado y un mínimo, debajo del cual no acepta ninguna propuesta.

 

Ése es el piso que los mormones establecen para mantener los estándares de calidad necesarios.

 

Las subastas se realizan por internet y las empresas pujan en línea por alrededor de media hora.

 

La ganadora es la firma cuya propuesta es la más baja sin llegar al piso establecido.

 

“Así evitamos que los contratistas piensen que existe algún favoritismo en los procesos de selección”, explica Salinas.

 

 

¡Reprobados!


Los mormones también tienen un proceso de evaluación de la obra.

 

Usan una boleta de calificación para evaluar a los contratistas, aquellos que no logran un buen desempeño son ‘expulsados’ del padrón por un año.

 

La sede global en Salt Lake City es la encargada de financiar todas las construcciones, ya que hay casos en los que un protipo para 170 personas puede llegar a costar hasta 10 millones de pesos.


Esa cantidad es mucho más dinero del que se puede juntar con los diezmos de 170 fieles de estas zonas de escasos recursos.

 

 

El auge está en la frontera


Las ciudades que registran mayor crecimiento son las fronterizas de Tijuana, Ciudad Juárez y Reynosa, además de Mérida, Yucatán; Cancún, Quintana Roo, y Chilpancingo, Guerrero.

 

El auge de las unidades habitacionales en las afueras de las ciudades, también ubica las capillas con mayor frecuencia en la periferia de esas ciudades.

La migración hacia los suburbios causa la subutilización de las capillas céntricas.

 

Pero como nada debe desperdiciarse, el departamento de planeación ya halló nuevas funciones para esos espacios: convertirlos en centros de ayuda para encontrar empleo a sus feligreses.

 

 

TAMBIÉN HAY CLASES

 

La iglesia tiene dos tipos de edificios:


1) Los templos que se utilizan para sacramentos como las bodas.

 

La zona conurbada sólo cuenta con un templo mormón en Aragón.

 

2) Las capillas que se usan para reuniones dominicales, eventos sociales y clases.

 

La zona metropolitana tiene 170 centros de reunión.

 

 

 

Fuente: http://www.obrasweb.com/

Mormones - Capillas Mormonas (SUD) Atentan en Chile

Escrito por adaro 02-12-2009 en General. Comentarios (6)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atentan contra 4 capillas mormonas de Santiago sur

Estos son los volantes que los desconocidos dejaron en el lugar de los ataques.

La guerra en Irak también repercute en Chile. Cuatro iglesias mormonas ubicadas en el sector sur de Santiago fueron atacadas antenoche en represalia por las operaciones bélicas que Estados Unidos lleva adelante contra el régimen de Saddam Hussein.

 

Los agresores lanzaron dos bombas incendiarias tipo molotov contra una capilla de avenida Las Industrias y arrojaron botellas con pintura roja y verde en otros tres edificios de los misioneros norteamericanos, en las calles Linares, Presidente Alessandri y Santa Rosa.

 

En al menos dos de las iglesias, los desconocidos dejaron panfletos con la inscripción: "Todos somos Irak. Fuera Yankees criminales".

 

Los volantes está firmados por una supuesta organización denominada "Movimiento Anti-imperialista".

 

EL MISMO GRUPO

 

El comandante René Cancino, de la Prefectura Sur de Carabineros, estimó como probable que un mismo grupo esté detrás de los atentados considerando que las acciones se registraron en un radio relativamente pequeño y con una diferencia de apenas una hora y cinco minutos.

 

El oficial opinó que tampoco parecen haber dudas en cuanto a que los ataques fueron perpetrados por personas que están en contra del conflicto que Estados Unidos y sus aliados libran contra Hussein.

 

Durante las décadas del 80 y del 90, las instalaciones mormonas en Chile sufrieron numerosos atentados a manos de organizaciones subversivas de izquierda, como el Lautaro y el Frente Manuel Rodríguez.

 

PLAN DE PROTECCION

 

El comandante Cancino explicó que las acciones de antenoche ocurrieron a pesar de que su institución está aplicando desde antes de la guerra un plan especial de protección a los edificios de la misión, cuyo nombre oficial es Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días.

 

El policía adelantó que luego de los ataques de ayer, Carabineros intensificará los patrullajes y rondas en torno de los templos, muchos de los cuales están ubicados en sectores periféricos de la capital.

 

Funcionarios de la policía uniformada y de Investigaciones están desarrollando pesquisas con el objeto de identificar y detener a los responsables de los atentados de la víspera.

 

Un empleado de una de las capillas perjudicadas afirmó que él reconoció a algunos de los agresores y añadió que esos antecedentes ya están en manos de Carabineros.

 

EMBAJADA EE.UU.

 

El departamento de prensa de la embajada de Estados Unidos entregó un comunicado señalando que "la embajada lamenta los actos de violencia e intolerancia que ocurrieron anoche contra templos de la iglesia mormona en Santiago.

 

"El gobierno de los Estados Unidos valora la libertad de religión y rechaza enérgicamente cualquier atentado contra los lugares de culto, cualquiera sea el credo al que pertenezca.

 

"La embajada como el gobierno de Estados Unidos fomenta la libertad de credo e insta al máximo respeto por la libertad religiosa y de conciencia".

 

 

 

 

 


El poder de los mormones

 

Domingo 7 de Noviembre de 2004

ORGANIZACIÓN. Esta iglesia crece en Chile más que en cualquier país del mundo:


 

La prosperidad de esta iglesia se basa en que capta el 10% de los ingresos de sus disciplinados fieles, a través de los diezmos.

 

Con estos recursos financian una fuerte expansión en los países en desarrollo.

 

En Chile han levantado un templo, 500 capillas y un centro en que reúnen más información sobre los chilenos, sus nacimientos, matrimonios y defunciones que la que existe en el Registro Civil.

MARÍA EUGENIA TAMBLAY C.

 

¿Hablo con don Elder? es una pregunta que no parece especialmente divertida, pero que a los mormones los hace reírse a carcajadas cada vez que contestan el teléfono y la escuchan.

 

Si usted es de los que no entienden el chiste es porque no se encuentra dentro de los más de 500 mil chilenos que decidieron bautizarse bajo los ritos de esta fe tras escuchar las persuasivas palabras de las parejas de jóvenes que, de correcta camisa blanca y traje oscuro, recorren las calles del país tratando de ganar nuevos fieles.

El chiste es el siguiente: Elder, anciano en inglés, es el título que reciben todos los que cumplen algún cargo de responsabilidad dentro de la estructura de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que es su nombre oficial.

Y como ésta es una corporación religiosa que se caracteriza porque hace participar mucho a sus fieles, sólo en Chile se cuentan miles los que anteponen esta distinción a su apellido.

 

Claro que ello ocurre si son varones. Si son mujeres, se les denomina "Hermana".

Al ir en busca de información sobre el poder económico de esta iglesia que está creciendo en Chile más que en ningún país en el mundo, nos recibe Elder Gonzalo Sepúlveda, director de asuntos públicos.

 

Él explica que si bien el Censo del año 2002 contabilizó 103.735 mormones mayores de 15 años, si se consideran todas las edades los bautizados en esta fe superan los 500 mil.

 

"Claro que activos son 250 mil".

 

Cuando se le pregunta qué es lo que se entiende por activo, nos lleva al departamento de Registro y Estadísticas.

Quince personas trabajan en esta unidad procesando computacionalmente detallados informes sobre cada uno de los fieles de Arica a Punta Arenas, incluyendo datos como si asistieron el domingo a la capilla, si cumplieron las tareas que les fueron asignadas y si pagaron su diezmo, que es un aporte equivalente al 10% de sus ingresos.

"Para nosotros es un mandamiento pagar el diezmo", señala Jorge Zeballos.

 

Este ingeniero civil de la Universidad Santa María, que trabaja en Antofagasta como gerente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida, cuenta que incluso en tiempos difíciles, como fue la crisis de los ochenta, ha cumplido siempre con este compromiso.

Willard Marriott, el dueño de la cadena de hoteles, también paga su diezmo, lo mismo que los catorce millones de mormones que existen en el mundo, sin importar su nivel socioeconómico.

Este permanente flujo de diezmos llena las arcas de esta Iglesia en el mundo, explicando el gran poder económico que han alcanzado.

 


Su poder en el mundo

Nadie sabe con exactitud cuánto es lo que logran recaudar en el mundo, pero según The Economist serían sobre US$ 6 mil millones al año en diezmos.

Estos recursos están invertidos en los más de 120 templos que poseen alrededor del mundo, miles de capillas y otros tantos centros de reunión, de administración, bodegas, bibliotecas y escuelas.

La Iglesia es también propietaria de la Brigham Young University, la universidad privada más grande de Estados Unidos.

 

La casa central está en Utah, el Estado al que hace más de un siglo llegaron los mormones huyendo de la persecución religiosa de que eran objeto por sus creencias y algunas costumbres controvertidas, como la poligamia, práctica que condenan a partir de 1990.

Se dice que actualmente los mormones son dueños de prácticamente todo Utah.

 

Sin embargo, ellos aclaran que son sus miembros prósperos, no la Iglesia, los que controlan gran parte del producto de dicho Estado.

 

Una situación similar se repite en Hawai y algunas zonas de Canadá.

La Iglesia sí reconoce la posesión de acciones en empresas y grandes extensiones de tierra que dedican a la actividad agrícola, "es ahí donde están puestos los énfasis y donde se logra la mayor rentabilidad", indican.

La Iglesia es también propietaria de emisoras de radio y televisión en Estados Unidos.

 

La compra de medios de comunicación se inserta dentro de una estrategia orientada a reforzar su imagen de buenos ciudadanos entre el mundo no mormón.

Como parte de esta estrategia, el director de asuntos públicos internacionales de la Iglesia en Chile, Keith Atkinson, asistió a la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se realizó en Antigua, Guatemala, a fines de octubre recién pasado.

 

En la ocasión se presentó y dialogó con cada uno de los presentes, a quienes les explicó que aprovechaba el encuentro para estrechar lazos con los medios de comunicación.

En Chile no desarrollan actividades productivas, pero tienen importantes inversiones inmobiliarias.

 



Sus bienes en Chile

Desde 1983 poseen un albo templo en Pocuro, que luce en su cúspide una figura dorada que representa al capitán Moroni, hijo del profeta Mormón.

 

Según este credo, esta personalidad vivió 100 años a. de C. y resucitó en 1823 para entregarle al granjero John Smith el Libro del Mormón y transmitirle, junto a Dios Padre y Jesucristo, la misión de restaurar la verdadera Iglesia de Jesucristo en la Tierra.

Este templo está reservado para ceremonias especiales, como matrimonios, bautismos o renovación de votos.

Las reuniones sacramentales de los domingos, que son equivalentes a las misas del mundo católico, se realizan en las más de 500 capillas que tienen en el país.

Para administrar estos bienes y buscar ubicaciones para futuras edificaciones, existe dentro de la estructura de la Iglesia una unidad de Bienes Raíces.

Según comentan, poseen varios terrenos, pero por ahora no están construyendo nuevas capillas, sino que ampliando las ya existentes porque se dieron cuenta de que las comunidades con mayor número de personas funcionan mejor.

Dentro de los bienes inmuebles está también el centro de administración, ubicado en Pedro de Valdivia, en un edifico donde antes estuvo el Colegio Saint George.

 

Existen además dos bodegas o centros de recursos del obispo, uno en La Florida y el otro en Recoleta.

 

Aquí se guardan alimentos y vestuario para ir en apoyo de los miembros más necesitados de la Iglesia, aunque también a veces llegan a no mormones.

Estos víveres y ropas se compran con las ofrendas de ayuno.

 

El origen de estos dineros es el siguiente: una vez al mes, generalmente el primer domingo del mes, los mormones ayunan por 24 horas; para luego donar al obispo el dinero que dejaron de gastar en alimentos.

El resto de los gastos de la Iglesia, en cambio, se deberían financiar con los diezmos.

 

Sin embargo, ello no ocurre: sólo uno de cada tres dólares que se gastan en Chile se generan localmente.

En mayor o menor grado, esta situación se repite en toda Sudamérica.

 

Una explicación es que se trata de una Iglesia en crecimiento, que está invirtiendo mucho en la construcción de inmuebles y en difundir su mensaje.

Otra explicación es que la penetración de esta Iglesia en los países en desarrollo se ha dado fundamentalmente en los sectores más populares, que pueden aportar diezmos menores.

 



Sus vínculos con el laguismo

Mientras esto no cambie, la Iglesia mormona chilena dependerá del financiamiento que le llega desde Estados Unidos, que es donde realmente se construye la riqueza económica de este credo.

El mundo político no ha quedado ajeno a la arremetida de los mormones.

 

En agosto de 1999, en plena campaña presidencial, el tercero en la línea jerárquica de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, Boyd Packer, viajó a Chile junto a Dallin Oaks, otra importante autoridad, con la intención de reunirse con los dos candidatos.

John Harris, el consejero comercial de la embajada de Estados Unidos en Santiago y consejero de quien entonces era presidente de la Iglesia en Chile, aprovechó sus contactos con el PPD Álvaro García para concertar un encuentro con Ricardo Lagos, en la Fundación Chile 21.

Con Joaquín Lavín, en cambio, no prosperaron los planes por problemas de agenda.

 

A partir de entonces la relación entre los mormones y el laguismo es fluida.

Así quedó en evidencia en junio de 2002, cuando bastó un llamado gubernamental para que se recolectaran 60 toneladas de ayuda para los damnificados en los temporales.

Luego, donaron US$ 15 mil a la campaña "Sonrisa de Mujer" y US$ 2 millones en frazadas al programa Puente de Chile Solidario.

 

En tanto, a la Teletón le han aportado más de mil sillas de ruedas, en sociedad con Wheelchair Foundation.

Para agradecer todos estos aportes, en septiembre recién pasado, Luisa Durán de Lagos voló hasta Salt Lake City, en Utah, acompañada del director del Fosis.

 

Allá la recibió Gordon B. Hinckley, el presidente o líder máximo de los mormones, quien es considerado profeta.

La fotografía de esta visita ocupa un lugar destacado en las oficinas de la Iglesia.

 

Junto a ella están las de otros encuentros con figuras políticas como el intendente Marcelo Trivelli o el alcalde reelecto en La Florida, Pablo Zalaquett.

También hay una fotografía de Joaquín Lavín: tras perder en la primera vuelta electoral, el candidato fue personalmente hasta las oficinas del presidente de la Iglesia en Chile a excusarse por no haber podido recibir a su líder.

 

Y es que tal como crece esta Iglesia en Chile, a futuro ningún candidato volverá a tener problemas de agenda para recibir a sus representantes.

 



Lo que creen los mormones

La Iglesia de Jesucristo de la Santos de los Últimos Días se considera a sí misma cristiana, porque cree en Dios Padre, Jesus y la Biblia.

 

Sin embargo, según el profesor del Instituto de Ciencia Política de la Universidad Católica Augusto Merino, se trata de una secta no cristiana porque no comparte la creencia en la revelación como algo concluido con la muerte del último apóstol, el concepto del pecado original "y una serie de otras creencias sin las cuales el cristianismo se devirtúa".

El fundador de esta iglesia es Joseph Smith, quien habría recibido de Dios Padre y Jesucristo la instrucción de restaurar la verdadera Iglesia en la Tierra.

 

Luego el capitán Moroni le habría entregado el Libro del Mormón, que según su creencia completa la Biblia (en la punta del templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días resplandece la figura de quien habría sido hijo del profeta Mormón, foto derecha).

Smith cumplió la instrucción y en 1830 funda la Iglesia en Nueva York.

 

Él y sus seguidores no tardaron en ser perseguidos por lo que huyeron a Salt Lake City, Utah, hoy sede central de este credo.

Desde entonces la estructura de la Iglesia considera un presidente mundial o profeta, que cuenta con dos consejeros.

 

Luego hay un quórum de doce apóstoles.

 

Esta estructura se replica en cada uno de los países en que están presentes.

El presidente en Chile es el uruguayo Francisco Viñas, quien tiene un consejero mexicano y otro chileno, Óscar Chávez.

Esta cúpula dirige a los 120 presidentes de estacas o distritos, que es una organización que aglutina entre 2 mil y 3 mil miembros.

 

Los barrios son subunidades de hasta 200 personas que están presididos por un obispo.

 

Este obispo, apoyado por su secretario, elabora informes mensuales sobre cada uno de sus fieles, que luego envía a la Unidad de Registro y Estadísticas.

Apoyada en esta estructura, la Iglesia mormona ha predicado principios como la integridad, la obediencia a las leyes, la castidad entre los solteros y la fidelidad en el matrimonio.

 

Rechazan el cigarrillo, el alcohol y las drogas. Se oponen al aborto, la pornografía, los juegos de azar y la homosexualidad.

Una vez al mes las familias mormonas ayunan durante 24 horas, para aportar lo que dejan de gastar en alimentos a la iglesia, y limpiar su organismo.

Todos los lunes se realizan las llamadas noches del hogar, en que refuerzan su doctrina religiosa.

 

Los domingos van a la capilla y se recomienda que una vez al mes asistan al templo a renovar los votos matrimoniales.

Además, mensualmente reciben en su casa la visita de un representante de la Iglesia, quien les entrega orientación.

Cuando los niños cumplen 12 años, empiezan a asistir de lunes a viernes a las 6:30 de la mañana a un programa de educación religiosa.

Al terminar sus estudios, voluntariamente se convierten en misioneros, por dos años en el caso de los hombres y un año y medio en el de las mujeres.

 



El centro neurálgico en Chile

El templo y las capillas son a los asuntos espirituales lo que Pedro de Valdivia 1423, a los temporales.

Ésta es la dirección del centro administrativo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

 

Un lugar que bien podría confundirse con una empresa por cómo trabajan todos.

En el primer piso de este gran edificio blanco funciona la Unidad de Registro y Estadísticas y el Centro de Recursos de Empleo, que brinda capacitación y ayuda a buscar trabajo a los miembros que se encuentran desocupados.

También en el primer piso está el Centro de Historia Familiar o Genealogía, que reúne el registro más completo que exista en el país de actas de nacimiento, de casamiento, de defunción y de otras clases desde 1570 a la fecha.

 

Si hasta el Gobierno le pide información y recientemente lo mismo hizo un senador.

Sospechas despierta esta verdadera obsesión por reunir la información genealógica de cada país en que está presente, para concentrarla en una biblioteca en Salt Lake City; a mediados de los ochenta sus templos sufrieron muchos atentados en todo el mundo porque se pensaba que eran una fachada de organismos de inteligencia norteamericanos.

Ellos desmienten cualquier conexión con el FBI o la CIA.

 

Explican que reúnen estos antecedentes porque les sirven a los creyentes de su Iglesia para realizar los denominados bautismos vicarios, consistentes en recibir el bautizo a nombre de algún familiar ya fallecido para que también reciba las verdaderas enseñanzas de Jesucristo.

 

Hasta hace poco la Iglesia había bautizado a dos millones de muertos, entre ellos Buda, todos los papas católicos, William Shakespeare, Albert Einstein y Elvis Presley.

Todos quienes trabajan en este departamento son voluntarios.

 

Tampoco reciben remuneración los 1.500 misioneros que recorren el país dando a conocer su fe ni las autoridades de la Iglesia.

Quienes sí reciben remuneración son los administrativos, los de mantención y aseo y los funcionarios del acogedor casino que funciona en el subterráneo.

 

Para ellos no es una obligación pertenecer a la Iglesia, al menos eso dice la teoría, porque en la práctica la mayoría es mormón.



Profesionales mormones

Raúl Vilugrón, ingeniero civil y gerente de desarrollo de la empresa de montajes industriales Montec.

 

Casado con la médico cirujano María Soto y padre de seis hijos.

"Pienso que todo nuestro éxito como familia se fundamenta en que hemos seguido disciplinadamente los mandamientos de nuestra Iglesia".

Jorge Zeballos, gerente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida.

Ingeniero civil con un MBA en la universidad de la Iglesia en Utah.

 

Lleva 22 años de matrimonio y tiene 5 hijos.

"Por el hecho de cumplir con el pago del diezmo estoy convencido de recibir bendiciones incluso materiales".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Masones - Entrevista a Joan Palmarola sobre Dan Brown y la Masonería

Escrito por adaro 30-11-2009 en General. Comentarios (5)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

23/11/2009  

Joan Palmarola: «El escritor Dan Brown está muy bien asesorado por masones»

 

 

Joan Palmarola Foto: ALBERT BERTRAN
Joan Palmarola Foto: ALBERT BERTRAN
LOURDES PIQUÉ - BARCELONA
 
 
 

CHARLA SOBRE EL SÍMBOLO PERDIDO
Ateneo El Kybalion. Calle de Pavia, 70. 19.30

El masón Joan Palmarola ha sido presidente de diversas logias de Catalunya.

 

Además, es especialista en la biografía de Gaudí, que también pertenecía a la masonería.

 

Palmarola interpretará hoy el último libro del superventas Dan Brown, El símbolo perdido, desde un punto de vista masónico.


–¿El éxito literario de Dan Brown ha contribuido a aumentar las publicaciones sobre la masonería?


—Sí. Se nota que este escritor está bien asesorado por masones.

 

Sus libros contienen mucha simbología masónica, a veces imperceptible para los lectores profanos.

 

Pero para los masones tienen una tercera o cuarta lectura de interpretación.

 

El símbolo perdido es una novela que contiene muchas línias que lo hacen interesante: la católica, la científica, la masónica...

 


–Un símbolo masónico del último libro de Brown.


–En el lomo y en la portada, de forma diagonal, aparecen unos signos muy pequeños que semejan dibujos, pero que quieren decir cada día, sabemos más y entendemos menos.

 


–Principales diferencias entre El código Da Vinci y El símbolo perdido.

 

–En el primero Dan Brown se centra en los orígenes de la masonería en Europa y el segundo empieza con la figura de Eiffel, otro masón, pero el punto de referencia es Washington.

 


–¿Cómo definiría la masonería actualmente en una ciudad como Barcelona?


–Vivimos un buen momento.

 

Esta es la ciudad donde existen más asociaciones masónicas de toda España, unas siete.

 

Poco a poco, la gente se desprende de los tabús que durante cuatro décadas hemos soportado por culpa de la fuerte represión en el franquismo.

 


–¿Qué puede aportar la masonería en la sociedad moderna?


–Ofrecemos un espacio de reflexión, difícil de encontrar en estos tiempos, con hombres y mujeres que tienen ideas diferentes pero que conviven con la divisa de la igualdad, libertad y fraternidad.

 


–Los estereotipos más comunes son que las logias son secretas y elitistas.


–Rotundamente, no.

 

Las logias masónicas están registradas en la Generalitat como asociaciones sin ánimo de lucro.

 

Además, cualquier persona libre y de buenas costumbres puede entrar en ella.

 

 
–¿Cuáles son los enemigos de la masonería ahora y aquí?


–Los sectores extremadamente dogmáticos que aún existen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Glen COOK (Gran Maestre Masón del Estado de Utah)

Escrito por adaro 19-11-2009 en General. Comentarios (3)

 

 

 

 

 

 

 

Glen Cook

(Utah - EEUU)

 

 

Prominente Abogado y primer Gran Maestre Mormón

de la Gran Logia Masónica del Estado de Utah en cien años

 que está establecida la Masonería en el Estado.

 

 

 

OMAR DANIEL ADARO Rodriguez-Ogguier

 

http://adaro.blogspot.es/img/moroni1.jpg

 

Sumo Sacerdote

Santo Sacerdocio Órden de Melquisedec

Iglesia de Jesucristo SUD

Barrio Munro - Estaca Bs. As. Norte

Provincia de Bs. As. - República Argentina

 

 

Maestro Masón

Rito Escocés Ant. y Aceptado

Resp. Logia "Gral. José de S. Martín Nº 441"

Ciudad de S. Martín - Partido de Gral. S. Martín

Provincia de Bs. As. - República Argentina